Hasta cuatro casos de abuso sexual se reportan al mes.

Cd. Acuña, Coah.- De acuerdo a los reportes que registra el DIF Acuña, son hasta cuatro casos de abuso sexual los que son reportados al mes, afectando a infantes y a mujeres, por lo que en coordinación con las autoridades se trabaja intensificando acciones para reducir las estadísticas, con tareas de prevención principalmente, informó el subdirector de la dependencia, Alfredo Martelet García.

Expresó que con ese fin, este miércoles participó personal del sistema DIF Acuña en una reunión con personal de instituciones que atienden a víctimas de la violencia y abuso sexual, que se efectuó en las instalaciones del hospital general, donde se establecen los programas a implementar.

“Influye mucho el hecho de que las madres están dejando más tiempo solos a sus hijos, por atender aspectos de tipo laboral, ya que se vive una situación económica crítica en muchos hogares”, con eso se pierde la oportunidad para que los padres les inculquen valores y principios, que son el origen de la problemática, manifestó el subdirector del DIF.

Indicó que el sistema DIF ha implementado de forma continua una serie de pláticas en los jardines de niños y escuelas primarias, con personal que puede observar respuestas que te arrojen información que presuma alguna relación con el abuso sexual infantil, también se ha llevado este tipo de trabajo a secundarias y preparatorias.

El problema de abuso sexual está latente en la población y se refleja en la detección de al menos cuatro reportes de este tipo al mes, que tienen que ver con el ambiente familiar y la desestabilidad.

“La realidad es que un factor que pega fuerte a este problema es la desintegración familiar, que genera condiciones de crisis y repercute en la violencia que se genera, donde las víctimas son niñas, niños y mujeres”, resaltó Alfredo Martelet  García.

En la reunión donde participó personal del DIF  Acuña, se revisaron los indicadores de las estadísticas, para poder mejorar la estrategia de prevención.

Martelet García externó que una parte de los problemas también tienen origen por la mezcla de costumbres de pobladores que han llegado a la ciudad, procedentes de otros puntos del país donde las costumbres se han arraigado.

Sin embargo el factor de más preocupación es el hecho de que los padres dejan por más tiempo a sus hijos mientras trabajan y se les expone a ser víctimas de abuso sexual. “Muchos niños pierden la comunicación estando a la deriva ya que crecen sin valores y principios que causan un grave problema social”, apuntó.

Alfredo Martelet García, sub director del DIF  Acuña.