SAN BUENAVENTURA, COAH.-El municipio de San Buenaventura podría ser embargado, ya que debe poco más de medio millón de pesos por concepto de horas extras que laboró el personal sindicalizado en el área administrativa de la pasada administración de Óscar Flores Lugo.

Por el momento, se está tratando de llegar a un acuerdo para reparar el daño con la base trabajadora, de no cumplirse con estas obligaciones legales el Municipio sería embargado por violación al contrato e incumplimiento de pago de aproximadamente 500 mil pesos.

Además, la amenaza de embargo es también por incumplimiento de pago de terminaciones a ocho de once trabajadores, ya que los tres restantes los liquidó a medias tal es el caso de Juana Salazar, Salvador Mata Ceniceros y Eduardo Rodríguez Contreras; a estos últimos se les retuvo un impuesto que no está contemplado dentro de la ley, por lo que solicitarán les sea devuelto.

Fue la mesa directiva del Sindicato de Trabajadores encabezada por el secretario general Miguel Ángel de los Santos Pinales, la secretaria de Actas Elizabeth Castellanos Martínez y el secretario de Trabajo Desiderio Neira Correa quienes denunciaron la serie de violaciones a las que fue sujeta la base trabajadora, lo que llevó a demandar.

Respecto al pago quincenal por concepto de terminaciones a los once trabajadores, los entrevistados señalaron que este pago fue suspendido desde el mes de agosto del año pasado, esto pese a recordarle al entonces alcalde Óscar Flores Lugo.

“No fue por falta de razón, sino porque el pasado Alcalde no tenía reversa, no escuchaba razones e incumplía con los compromisos que contrajo con la base trabajadora, por eso el monto acumulado de lo que debe el Municipio asciende a más de un millón de pesos”.

Reconoció la secretaria de Actas Elizabeth Castellanos Martínez que nunca habían tenido problemas de este tipo con los alcaldes, sino hasta la pasada administración. Aclaró que entienden que viven en un pueblo chico y que es poco el dinero que circula, pero por lo mismo aseveró que la Administración actual no tiene recursos pero sentenció que de alguna manera buscarán la solución a todo esto.

Finalmente agregó que no es la intención de agandallarse el dinero del pueblo ni mucho menos, pues ellos solo están peleando lo justo, lo que por derecho y de acuerdo al contrato que los ampara les corresponde.

Los dirigentes dejaron en claro que por ningún motivo pretenden afectar las actividades de la actual administración, pues entienden que apenas comienza pero ya es mucho tiempo el que pasó sin haber tenido respuesta favorable, por lo que esperan llegar a un arreglo, de lo contrario procederán al embargo del municipio por la cantidad antes señalada.