Ricardo Anaya viajó a Tijuana para celebrar la ratificación del triunfo de Juan Manuel El Patas Gastélum y, ahí, ser prácticamente “destapado” como aspirante presidencial.
Si bien para los más el asunto pasó desapercibido, ello no ocurrió así en los cuartos de guerra de quienes, de manera explícita y consistente, reclaman a su dirigente de turno, el aún (políticamente) imberbe Ricardo Anaya Cortés, que garantice piso parejo en la puja por la candidatura de Acción Nacional a la Presidencia en 2018 y, abandonando su actual política de simulación, reconozca su intención de hacerse de la nominación… ¡utilizando para ello estructura y recursos del partido!
Lo anterior viene a cuenta luego de que, apenas la pasada semana, el queretano viajó a Baja California, a Tijuana en concreto, para celebrar la ratificación del triunfo a la alcaldía de Juan Manuel El Patas Gastélum y, en ese marco, ser prácticamente “destapado” como aspirante por la candidatura presidencial blanquiazul —fue recibido con gritos de “se ve, se siente, Ricardo presidente” y, en plena reunión, sobre los muros del salón donde el mismo se realizaba, se proyectó la frase “Ricardo Anaya Presidente”, amén que al evento se convocó con juegos de palabras similares— aunque él, otra vez, negó el asunto.
El asunto podría no ser más que una anécdota en el tránsito del PAN hacia la nominación de su candidato presidencial en 2018, de no ser por el hecho de que, unas horas apenas después que el no aspirante dejara esa localidad, más de uno refirió cómo, supuestamente, fue el mismísimo gobernador, el creelista Francisco Kiko Vega, a través de su operadora estrella, la oficial mayor Loreto Quintero Quintero, quien organizó el encuentro que él mismo encabezó y al que, además de militantes de Acción Nacional, habrían asistido no pocos burócratas acarreados…
La difusión de fotografías y videos que evidencian la promoción de Anaya generó toda suerte de reacciones a grado tal que, incluso en los pasillos del búnker azul de Coyoacán, no fueron pocas las voces que alertaron sobre una posible sanción por la realización de actos de proselitismo utilizando recursos (públicos) y la estructura partidista… o en los cuartos de guerra de sus dos competidores por la nominación, Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala Gómez del Campo, menos aun en el de esta última que, vale decir, coordina el tijuanense Óscar Vega, el mismo personaje que en 2013 dirigió la campaña que llevó al ahora creelista-anayista al gobierno.
La multiplicación de eventos como el que se cita, y que no hacen más que ahondar división y encono entre panistas, sin embargo, será la constante de aquí a que el no aspirante decida, ya no sobre su intención de pujar por la nominación, sino sobre su lanzamiento… ¡allá por julio!
Al tiempo…

ASTERISCOS
*En poco más de tres mil personas, de las que mil 800 compitieron en cinco y diez kilómetros, por cierto, se estimó la participación en “Yo corro por México” convocada como parte de las actividades de proselitismo de la más aventajada entre los aspirantes a la nominación presidencial de Acción Nacional, Margarita Zavala, quien, en su caso, corrió la distancia corta en “algo más de una hora…”.
*Perfilado por sí mismo, en razón de avances conseguidos en los dos últimos años, como uno de los organismos a beneficiar mayormente en lo que a dotación de presupuesto 2017 se refiere, el Instituto de Educación Media Superior capitalino, su titular Ulises Lara López en particular, son objeto ahora de una campaña de ataques por parte de quienes, se sabe, no soportan el triunfo del otro…