Castaños.-Dicen que son brujas convertidas en pájaros grandes, que aprovechando la oscuridad de la noche se introducen al camposanto municipal para hacer ataduras al ser amado, o en su caso un mal presagio para sus enemigos. Este tipo de casos son frecuentes en estas fechas de Halloween y Día de Muertos.

Lo que pareciera ser la cara del demonio, fue lo que encontró el panteonero municipal Ernesto Dávila en una de las tumbas del panteón Del Carmen, “Como hay el bien, también el mal”, dijo.

Explicó que el pasado lunes al realizar un recorrido por la mañana, se encontró con veladoras negras y cirios además de fotografías con alfileres en una esquina que se encuentra sobre las tumbas.

“Pero esto no solo ocurre en estas fechas, sino casi en todo el año, así como existe el bien, también el mal; lo que hacemos al encontrarnos estas cosas es quemarlas y seguir en nuestra limpieza diaria”.

Destacó que no han visto a personas entrar al panteón durante las madrugadas, sin embargo, dijo, “dicen que son brujas que se convierten en aves muy grandes”. Por tal motivo y ante la llegada de las fiestas de Día de Muertos solicitaron la intervención de Seguridad Pública para mayor vigilancia, ya que desde este día el camposanto ya empieza a recibir a gente desde muy temprano.