CIA regaña a Trump: ‘Cuide lo que diga’

USA-TRUMP/INAUGURATION

John Brennan pide al presidente electo que acepte que no entiende por completo la relación con Moscú

Estados Unidos.- El saliente director de la CIA, John Brennan, lanzó el domingo un reproche al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, días antes de que asuma el poder, advirtiéndole que no exonere a Rusia por sus recientes acciones y que cuide lo que dice.
Los comentarios de Brennan, en una entrevista realizada en el programa “Fox News Sunday”, expusieron las tensiones entre el presidente electo y la comunidad de inteligencia, a la que ha criticado y cuyo control está a punto de asumir.
El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) dijo que Trump necesita estar atento a sus comentarios improvisados una vez que jure como presidente el viernes, aludiendo a su afición por realizar diversos anuncios en la red social Twitter.
La espontaneidad no es algo que proteja los intereses de la seguridad nacional y, por lo tanto, cuando él habla o cuando reacciona, asegúrense de que entienda que las consecuencias y el impacto en Estados Unidos podrían ser profundos”, dijo Brennan.
“Es sobre algo más que solo el señor Trump. Es sobre los Estados Unidos de América”, agregó.

Ensayan toma de protesta de Trump
Antes de que Donald Trump pronuncie el juramento por el que asume la presidencia de Estados Unidos el viernes, el Capitolio acogió ayer el ensayo general de la ceremonia.
El objetivo es practicar la secuencia de acontecimientos para que su ejecución el 20 de enero sea lo más impecable y puntual posible.
Entre los que ensayan el juramento el domingo en el Capitolio hay dobles del que será el 45to presidente de Estados Unidos y del futuro vicepresidente, Mike Pence.
Para las pruebas anteriores a la primera toma de posesión de Barack Obama en 2009, los organizadores seleccionaron a un sargento del ejército de 26 años natural de Carolina del Norte que se parecía al demócrata en altura, peso y color de piel, pero -como el propio Obama destacó unos días antes- las orejas de su sustituto no eran tan grandes como las suyas.