Engalanó Anahí Guadalupe Primera el evento

SAN BUENAVENTURA, COAH.- Ante Dios, y como testigos los párrocos de la región Centro Desierto, al mediodía de ayer se llevó a cabo la coronación religiosa de la reina Anahí Guadalupe Primera, en la parroquia del Santo Patrono San Buenaventura.
El sacro recinto lució a su máxima capacidad, personas de todas las edades, autoridades municipales encabezadas por el alcalde Óscar Flores Lugo, la alcaldesa electa Gladys Ayala Flores se dieron cita para recibir a la reina y su séquito que una vez dentro ocuparon su lugar frente al altar donde fueron coronadas y bendecidas.
Los sacerdotes presentes estuvieron encabezados por el presbítero de la parroquia Santiago Apóstol de Monclova, Gilberto Almaraz de la Rosa quien dio emotivo mensaje a la reina y los presentes en cuanto a su responsabilidad para con el pueblo.
Previo al acto litúrgico, danzantes matlachines ocuparon el atrio de la parroquia para ofrendar su música y baile al Santo Patrono que desde las seis de la mañana estuvo afuera para que los creyentes lo reverenciaran.
Los danzantes provenían de distintos sectores de la localidad y presentaron las coreografías alusivas al evento e incluso se metieron a la nave de la iglesia para danzar y ofrendar su música al santo festejado.
Estamos aquí para una de las celebraciones más importantes que se llevan a cabo en el pueblo, es algo que poco se ve en el resto de los municipios porque aquí los lugareños presentes saben que esta es la coronación más importante, es la coronación religiosa, donde la iglesia bendice a la reina y la invita a ser parte del pueblo, que por medio de sus acciones lleve aliento de esperanza y animo a toda la gente, dijo el párroco Antonio Rodríguez Carranza.
Al mirar a los presentes que apenas cabían en el recinto, dijo “están aquí los que saben y comprenden que esta es la coronación más importante que la civil, la que se llevó a cabo el pasado viernes siete del presente, porque saben que el cargo de reina significa mucho y qué mejor que esta vaya acompañada por la bendición de Dios”.
La homilía duró dos horas y al finalizar las autoridades municipales se acercaron a la reina para saludarla comenzando de esta manera el clásico tamborazo desde el atrio de la parroquia pasando por los corredores de la plaza hasta llegar al kiosco donde como cada año es tradición que la reina baile con el pueblo.

VERBENA POPULAr
Puestos de ropa, comida, artesanías, adornos y demás ocuparon la plaza principal desde temprana hora por lo que el histórico lugar se abarrotó sobre todo en los corredores donde la música y la tambora animaban a la gente a bailar.