Dejan Seguridad Pública y Fiscalía ‘en visto’ a CDHEC

Ni la Dirección de Seguridad Pública de Frontera, ni Fiscalía General del Estado emitió un informe a la Comisión de Derechos Humanos sobre la detención de Antonio Díaz López.
PUBLICIDAD

Ni la Dirección de Seguridad Pública de Frontera, ni Fiscalía General del Estado emitió un informe a la Comisión de Derechos Humanos sobre la detención de Antonio Díaz López, quien murió en las celdas al no recibir atención médica después de chocar en estado de ebriedad.
Con una solicitud de información, la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila solicitó a ambas dependencias un informe en un plazo no mayor a 5 días sobre los hechos donde murió el padre de familia de 46 años, sin embargo ambos ignoraron la solicitud.
El cuarto visitador de la Comisión de Derechos Humanos, David Corrales García comentó que lamentablemente venció el plazo de 5 días que se había dado a ambas dependencias para que emitieran un informe, por lo que se enviará un segundo requerimiento pero en esta ocasión con un plazo menor.

Dijo que se solicitó un informe detallado de lo que ocurrió, buscando conocer sus versiones y poder emitir una determinación que podría establecer alguna sanción para los elementos que incurrieron en alguna omisión.
Señaló que se ha iniciado una investigación de carácter urgente al tenerse el fallecimiento de una persona en lo que todo parece indicar una grave omisión de parte de las autoridades al no brindarle atención médica al afectado.
“Se tiene que hacer una investigación exhaustiva, incluso los elementos que participaron en este lamentable caso podrían ser citados a declarar para que presenten la información que permita determinar responsabilidades”, recalcó el visitador.
Así mismo, Corrales comentó que no cuentan con una denuncia formal de los familiares del fallecido, por lo que sería importante que pudieran tener un acercamiento para proporcionar más detalles de los hechos.
El padre de familia de 43 años de edad fue detenido por policías preventivos que lo trasladaron a las celdas municipales donde permaneció casi 5 horas, después lo trasladaron al Ministerio Público donde murió desangrado a consecuencia de una lesión interna que no fue detectada a tiempo.