Denigra violador la imagen de abuelos

Adultos mayores consideran que deben rescatarse los valores, respetar a Dios y no confiarle los hijos a cualquiera

La imagen de los abuelos se ha ido denigrando poco a poco por casos como el de José Luis Zavala, quien abusó sexualmente de su nieta de 10 años, por lo que es necesario tomar conciencia y fomentar los valores familiares. El caso del “abuelo” violador trascendió hace días cuando fue descubierto por uno de sus hijos al revisarle las fotografías de una memoria de un teléfono celular y en las imágenes vio a su sobrina en una situación denigrante con su padre.

“Si no lo castiga la Ley del hombre en su debido tiempo Dios se encargará de él”, expresó al respecto Juan Antonio Iracheta Rodríguez (también abuelo) de 63 años de edad, indignado por el caso.
El hombre quien considera que los “abuelitos” están para proteger, apoyar, abrigar y sobre todo dar cariño a sus nietos y reiteró que es lamentable que ocurran este tipo de situaciones que evidencian el poco respeto a Dios y de valores.
Esta situación genera desconfianza y afecta la imagen de los adultos mayores pero otro lado es necesario que se den a conocer este tipo de casos para que los padres tomen más precaución y cuiden más a sus hijos.
Don Juan tiene tres nietas Michel, Nicol y Génesis además de Gabriel su nieto mayor, a quienes siempre les ha demostrado todo su amor y con quienes ha sido muy cuidadoso, dice que jamás se atrevería a hacerles algo que les afectara.
“Yo amo mucho a mi familia, los respeto mucho, pero esto es una muestra del descuido en la relación de padres con hijos, hay que cultivar la relación con los hijos”, señaló.
Señaló que José Luis Zavala deberá pagar por lo que hizo, pues ha generado un daño irreparable en la niña de tan solo 10 años mencionó que si no es la ley la que haga que pague por sus acciones, en su debido tiempo Dios se encargará.
Manifestó que este tipo de casos, son situaciones que se encuentran en la sagrada biblia, señala que la carta de Timoteo dice que se presentarían estos tiempos difíciles de manejar.
Pero mencionó que quienes se esfuerzan por un mundo y una sociedad mejor y caminan de la mano de Dios son diferentes porque creen en Dios.
“Se ha enfriado el amor con otras personas, se han perdido valores y no debemos permitirlo, que no se nos haga costumbre ver este tipo de casos”, comentó.
Comentó que hacen falta pláticas que fortalecen y ayudan a las personas a ser mejores, pero todo esto debe empezar desde el hogar con la pareja en el matrimonio estar unidos, que no se rompa la comunicación, que sea un trabajo en equipo.
Señaló que actualmente muchas personas han eliminado de su vocabulario palabras como “Te amo”, “te quiero” además de que no demuestran cariño con un abrazo o un beso y eso es importante para evitar cosas como esta que solo lastiman a una sociedad.