Castaños, COAH.-Por muchos años ha quedado en el olvido el acervo histórico de la calle Ildefonso Fuentes, una vereda que se transformó en camino y luego en calle, nunca se le ha tomado en cuenta dentro de los orígenes y raíces de esta Ciudad.

La calle Ildefonso Fuentes donde la historia de Castaños se escribió, está olvidada pese a que fue la entrada principal a esta comunidad.

En entrevista con el cronista de esta ciudad Trinidad Pineda manifestó que partiendo de Saltillo llegan los primeros exploradores a Bocatoche, en el lugar ven agua y arboleda, y siguen su camino. Continúan por la calle Ildefonso Fuentes el cual va a caer a donde está el puente Centenario actualmente y continúan su ruta por donde va el agua para llegar a Monclova.

El camino Real que pasaba por Castaños, escenario del paso de grandes personajes de la Historia de nuestra región, ha permanecido silencioso, aguardando salgan a la luz todas las andanzas que por aquí se dieron.

Saliendo de Saltillo a la cuesta del Cabrito, de la cuesta del Cabrito al rancho de Mesillas, del rancho de Mesillas al rancho de Anhelo, del rancho de Anhelo al rancho de Baján, del rancho de Baján a la hacienda de Estanques del Marques de la Hacienda de Estanques del Marques al rancho de Castaños, del rancho de Castaños a Monclova.

Fue escenario de la aprehensión de los caudillos de la Independencia el 21 de marzo de 1811, los cuales emprendieron su jornada desde el Saltillo con más de mil integrantes, pasando por la hacienda de Santa María, para subir la cuesta del cabrito y proseguir por el llano hasta la hacienda de Mesilla y pernoctar después en el punto de Anhelo.

Era ya media mañana cuando en el Camino Real (calle Ildefonso Fuentes) se divisaba la enorme polvareda que levantaba el andar de hombres, mujeres y niños además del enorme número de caballos, mulas y carruajes en que se conducía el equipaje y cerca de cinco millones de pesos en plata y oro.

Sin bajas para los contrainsurgentes y con poco gasto de parque, fueron aprehendidos la mayoría de los caudillos insurgentes y se procede a conducirlos a la hacienda de Guadalupe de Bajan para ponerlos prisioneros en su muralla, en espera de capturar al resto del contingente para luego el día 22 de marzo conducirlos a la villa de Santiago de la Monclova, capital de la provincia de Coahuila.

Este camino fue testigo mudo de la terrible persecución en contra de los indios, lipanes, apaches, mezcaleros y comanches los cuales hacían sumamente peligroso transitar por el camino real. Así como del paso de los valientes Rifleros de Monclova, grupo que estaba compuesto por un numeroso grupo de personajes de todos los pueblos de la región.

Hoy muchos nos hemos olvidado del viejo Camino Real que pasaba por Castaños, sirvan estas líneas para recordarlo y llenarnos de orgullo que por este suelo castañense se han escrito tantos renglones de nuestra historia.

En la actualidad, el Camino Real lleva por nombre calle Ildefonso Fuentes, arteria que se encuentra en el olvido a pesar de ser una de las principales avenidas de este sector, se pueden constatar nomenclaturas caídas, baches enormes, camino el cual no ha sido tomado en cuenta dentro de los orígenes y raíces de esta ciudad.