El cafre se dio a la fuga tras el accidente.

Atascado en un enorme montón de tierra que obstruye la circulación de la avenida Sidermex, terminó un Tsuru la madrugada de ayer, luego que su conductor chocara contra el mismo a exceso de velocidad.
Fue al filo de la 01:00 horas cuando se reportó al número de emergencias 911 el aparatoso choque suscitado sobre la avenida Sidermex con calle Profesor Apolonio M. Avilés de la colonia Obrera Sur, trasladándose al sitio elementos de Control de Accidentes.

Elementos de Control de Accidentes aseguraron el Nissan.

Los oficiales de peritaje a su llegada solo encontraron un vehículo marca Nissan Tsuru, con placas de circulación FLX-87-51, color verde, abandonado e incrustado en un montón de tierra que es utilizado para la construcción de un centro comercial localizado cerca del bulevar Harold R. Pape.

Veladores de la construcción indicaron que el Tsuru se desplazaba sobre la avenida Sidermex con dirección al oriente, a exceso de velocidad y tras hacer caso omiso de los señalamientos que se colocaron para dar aviso de la obstrucción de la circulación, terminó estrellándose en él.
El choque fue tan potente contra el montículo de tierra que el auto quedó atascado y aunque el cafre intentó en varias ocasiones sacarlo no pudo, por lo que al percatarse que la Policía se acercaba decidió dejarlo abandonado y huir.
Finalmente, con apoyo de una grúa los elementos de Control de Accidentes retiraron el destrozado automóvil y la resguardaron en un corralón.

También puedes leer:

Aplasta anuncio vehículo