CASTAÑOS, COAHUILA.- “Fueron cohetes no disparos”, aseguró el subdirector de Seguridad Pública, quien rechazó que sus elementos hubieran detonado sus armas de fuego en contra de los padres de familia de jóvenes detenidos por hacer desmanes la noche del Halloween.

Enrique Pérez, dijo que presumiblemente se trataba de pedradas o cohetes lo que se escucha en el video donde los policías realizan la detención de los jovencitos que vandalizaban en calles de la zona Centro.

“Se escuchan como cohetes y yo no tengo reporte de un arma de fuego” insistió, luego de explicar que la noche de Halloween, jóvenes con disfraces alusivos a la noche de brujas realizaron desmanes en la ciudad.

“Lanzaban huevos y piedras a los automovilistas y camiones de transporte, fue el chofer del transporte colectivo quien realizó el reporte ante elementos de Seguridad Pública ya que habían estrellado piedras a uno de los camiones”, explicó.

Comentó que los policías andaban detrás de los jóvenes y detuvieron a una muchacha, minutos después llegaron los papás de la jovencitas y empezaron a pelear con los policías.

Este incidente ocurrió sobre la calle Allende donde tres unidades de policía municipal se encontraban discutiendo con los jóvenes, donde finalmente fueron detenidos sin que pasara a mayores.

Por su parte vía telefónica el director de Seguridad Pública Miguel Ángel Tapia, manifestó que desconocía el caso pues se encontraba fuera de la ciudad.