NADADORES COAH.- Elementos de la Policía de esta localidad y San Buenaventura acudieron a retirar las tallas que de manera irresponsable colocó Pablo Pulido con la intención de fraccionar para vender afectando a más de 40 productores que viven del agua del canal y utilizan el paso de servidumbre.

La afectación, tanto del agua de la saca como del paso de servidumbre data desde hace un mes, justo entre los límites de las dos localidades, cuando los afectados se dieron cuenta de que Pablo Pulido colocó tallas de ferrocarril para cercar y lotear, ya que se dedica a la venta de terrenos pasando por alto el respeto que se merece el paso de servidumbre.

Alberto Arturo Cisneros Menchaca, integrante de la Asociación de Usuarios de la Saca Bucareli dijo que con el apoyo de las autoridades de ambos municipios van a retirar las tallas y las llevarán a la presidencia de Nadadores para que el dueño las recoja, situación que puede ser aprovechada por las autoridades para que le apliquen una sanción.

Estamos molestos porque a nadie se le permite meterse con los caminos vecinales ya que es paso de todos y merecen respeto y mucho menos obstruir la limpia de la acequia, cosa que no habían podido hacer porque la barda de tallas lo impedía”.

Agregó el entrevistado que desconoce quién facultó a esta persona para hacer la venta de un predio que es de todos, ya que los caminos merecen respeto al igual que el agua del canal, esta última tiene que recorrerse de manera periódica para limpiarlo.