La juventud se impone

Álvaro Ibarra, de 15 años, y Gabriela Robles, de 13, se llevan la prueba en ambas categorías de los ‘5k Ronald Jhonson’

ACAPULCO.- La juventud de impuso en la edición XI del ‘5k Ronald Jhonson de aguas abiertas’ que se realizó en este puerto, y en donde las victorias en las categorías absolutas correspondieron a los nadadores Álvaro Ibarra, de 15 años, y Gabriela Robles, de 13.
Ibarra protagonizó un cierre del alarido en el que superó a Juan Manuel del Pino en la última zancada, luego de que salieron prácticamente en el mismo momento del agua y al final de cuentas Álvaro cruzo la meta en 1:11.36 horas, un segundo por delante de Del Pino.
En el cierre de esta prueba la competitividad estuvo muy buena, a pesar de que nadamos unos metros más debido a que nos desviábamos de la ruta», explicó el representante de Aguascalientes. «Este certamen lo utilice como fogueo para realizar de la rutina ya que mis pruebas formales son las de alberca», añadió.
Del Pino e Ibarra se adelantaron desde los primeros metros y lucharon palmo a palmo en las aguas de la Bahía de Acapulco, incluso teniendo que superar imponderables para llegar a la meta.
No tenía una buena visibilidad, eso impidió que llevara a cabo mi estrategia de comandar al grupo. Tuve que seguir a Del Pino y por eso se dió ese cierre», dijo Ibarra.
En la rama femenil la competencia fue menos cerrada, pero igualmente se mantuvo la dosis de sorpresa con la victoria de Robles, que terminó la distancia en 1:17.09 horas, prácticamente un minuto y medio por delante de la segunda da Diana Luna (1:18.36 horas).
La estrategia para ganar esta competencia es nunca despegarme de la punta y tengo apenas tres años que comencé a dedicarme a la natación. Estoy feliz con este triunfo”, dijo Robles, de Puebla.
Ambos competidores utilizaron esta prueba como preparación general para sus competencias de piscina, y mantienen como objetivo más importante en la temporada obtener marcas para el Campeonato Mundial Juvenil, y de ser posible para el Mundial absoluto en Hungría.
Para la organización de evento, quedó la deuda de mejorar la afluencia de competidores. «Para que sea un éxito necesitamos que haya mil nadadores. Hicimos tarde la convocatoria, necesitamos trabajar fuerte para que haya mil nadadores», señaló Nelson Vargas. «Es importante que acudan a un evento que es clasificatorio a la Olimpiada Nacional y que además tenga la presencia de las máximas autoridades» agregó.