Según la prensa inglesa, Pallota se disculpó con la alcaldesa Virginia Raggi y aceptó que pagará su multa

CIUDAD DE MÉXICO.

La Roma celebró toda la noche tras lograr su pase a las semifinales de la Champions. Cientos de aficionados desfilaron con sus autos por las calles de la capital. Incluso, a la fiesta se les unió James Pallota, presidente del equipo italiano.

La euforia del también dueño de la Roma lo llevó a aventarse a la fuente de la Piazza del Poppolo, pero tendrá que pagar su multa por este acto.

La Codacons, asociación sin fines de lucro defensora del medio ambiente en Italia, decidió denunciar la conducta del directivo ante las autoridades competentes.

Según la prensa inglesa, Pallota se disculpó con la alcaldesa Virginia Raggi y aceptó que pagará su multa.

Por su parte, los aficionados que estuvieron en el estadio, más de 56 mil, celebraron el triunfo de la Roma durante el trayecto de vuelta por la vía Lungotevere de la Victoria, que pasa al lado del río Tíber y que lleva hacia el centro de la capital.

Cientos de personas también se reunieron en la céntrica Plaza Venecia y los desfiles de coches siguieron hasta después de la 1:00 hora local en la zona de Testaccio, un barrio tradicionalmente vinculado con los colores “giallorossi”.

El Roma selló el martes una hazaña histórica y volverá a disputar las semifinales de la Copa de Europa 34 años después de la última vez, que se remontaba a 1984.