La sexoservidora más veterana

A sus 68 años, una mujer continúa ejerciendo el sexoservicio, así que semanalmente acude al módulo de salud para hacerse los chequeos correspondientes para poder continuar laborando en los bares de la ciudad.
En los registros del módulo de atención a sexoservidoras, la mujer más grande en ejercer el oficio más antiguo de la humanidad tiene 68 años, aunque anteriormente una persona de 72 años estaba laborando, pero dejó de acudir a las revisiones.
El médico del Módulo, Salvador García comentó que actualmente la mujer más grande en ejercer la prostitución tiene esta edad, además es muy cumplida con sus revisiones médicas para continuar laborando.
Señaló que no existe edad establecida para ejercer este oficio, solamente deben cumplir con el tarjetón sanitario para descartar que tengan alguna enfermedad que puedan contagiársela a sus clientes.
García comentó que la sexoservidora más joven que tienen registrada en la ciudad tiene 18 años que es la edad mínima que se requiere para dedicarse a este oficio, es por ello que están trabajando para descartar que menores de edad se dediquen a vender su cuerpo.
Dijo que inspectores de alcoholes realizan operativos de vigilancia en bares, cantinas, así como table dances para detectar menores de edad trabajando en estos establecimientos, pues es algo completamente ilegal.
Indicó que han intensificado los operativos de revisión en los diferentes establecimientos donde se ejerce la prostitución para detectar cualquier anomalía e irregularidad con la que puedan estar operando.
Dijo los inspectores de alcoholes también fungen como inspectores de sanidad, es por ello que cuando realizan operativos de revisión en los establecimientos dedicados a la venta de bebidas embriagantes se aprovecha para revisar que las mujeres que trabajan en el lugar cumplan con su tarjetón sanitario.
Aseguró que en caso de encontrarse personas que están trabajando sin tarjetón se procede con la detención de la persona, además con la clausura del lugar pues es una grave falta permitir a personas trabajando sin cumplir con su revisión.