La madrugada de ayer, un hombre ingresó por su propia cuenta al hospital de Cruz Roja con diversos golpes y una herida por arma blanca, asegurando que había participado en una riña.

Tras ser estabilizado por los médicos de la benemérita institución, el sujeto fue canalizado a la sala de Urgencias de la clínica siete del Seguro Social, para una mejor atención médica.

Una vez que quedó internado en el nosocomio, los doctores de guardia dieron parte a las autoridades como parte del protocolo que están obligados a seguir y para que acudieran a tomar conocimiento.

Fueron los oficiales de la Agencia de Investigación Criminal quienes se trasladaron a la clínica siete, asegurando que las heridas del hombre no eran de gravedad y afirmando que habían sido provocadas en una pelea, sin dar más detalles.