Bruselas, Bélgica .- En la Selección Mexicana ya son el “Chucky” y el resto. El goleador del PSV Eindhoven le arregló la plana al Tricolor y a Juan Carlos Osorio al anotar dos goles y colaborar en un penal, en el 3-3 contra los Diablos Rojos en el Estadio Rey Balduino.

Pero más allá de la emotividad y del enorme resultado ante el quinto del mundo y cabeza de serie en Rusia 2018, plagado de figuras, el Tri agrava la ya de por sí preocupante fragilidad defensiva. A Eden Hazard y a Romelu Lukaku les bastaba con mover la cintura para sembrar a Diego Reyes, Héctor Moreno, Carlos Salcedo y Miguel Layún. Los belgas llegaron fácil al marco de Guillermo Ochoa, quien salvó a México en al menos tres jugadas de gol.

Hazard destrozó a Reyes y luego Lukaku a Moreno, antes del disparo que desvió Memo, que colaboró ligeramente al dejar el balón a merced de Hazard para el primer gol.
Si por algo destacó el Tri fue por la capacidad de reacción, siempre comandado por Lozano.

El “Chucky” desbordó por derecha y sirvió para Javier Hernández, a quien le cometieron penal. El capitán Andrés Guardado, otro de buen desempeño, mostró su personalidad en la ejecución, al engañar al gigante Thibaut Courtois.

Mientras Néstor Araujo realizaba excelentes coberturas y Héctor Herrera filtraba balones con peligro, el resto del Tri parecía esforzarse por poner el partido cuesta arriba. Mertens superó a Moreno antes de centrar a Lukaku, quien empujó la pelota a la portería en su intento por controlarlo, al 54’.

Pero dos minutos después Lozano se encargó de que lo alucinara la zaga belga. El “Chucky” recibió con la diestra un pase largo de Moreno y con la misma recepción dribló a Dedryck Boyata, antes de disparar a contrapié de Courtois. Al 59’ marcó el gol de la noche al sembrar a Laurent Ciman y probar dos veces al portero, la segunda de ellas con un tiro al ángulo derecho.

Ha dado un gran paso en mostrarse a nivel de selección y contra un gran rival, como Bélgica”

Dijo Juan carlos Osorio
sobre Hirving Lozano