A couple overlooks floodwaters after Hurricane Irma in Jacksonville, Florida U.S. September 11, 2017. REUTERS/Mark Makela

Según la Oficina de Gestión de Desastres de Florida, la cifra de clientes sin electricidad es de 5 millones 540 mil 981, lo que significa un 52,76 % del total de hogares, negocios y entidades públicas y privadas del estado.

Más de 5.5 millones de clientes de compañías proveedoras de electricidad en Floridacontinúan este martes sin luz por los efectos de Irma, cifra que descendió con respecto a este lunes, cuando se registraban 6.2 millones de usuarios sin luz.

En Georgia, que sufrió este lunes el impacto de la tormenta tropical, hay aproximadamente 870 mil clientes sin electricidad, lo que equivale a casi el 50 % del total de clientes residenciales de la compañía Georgia Power.

En el condado de Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, son más de 661 mil 950 clientes sin electricidad, es decir, el 58 % del total, según esta información oficial.

En el condado de Monroe, al que pertenecen los Cayos de Florida y donde Irma tocó tierra este domingo como huracán de categoría 4, el porcentaje de usuarios sin luz continúa en el 83 % del total de clientes residentes en esa zona (52 mil 939 clientes).

En Palm Beach, en el sureste del estado, más de 410 mil 770 clientes continúan sin electricidad dos días después del paso de Irma, lo que significa un 54 % del total del condado.

Florida Power & Light, una de las compañías proveedoras del Estado Soleado, indicó en su cuenta de Twitter que más de 19 mil trabajadores continúan las tareas de restauración y aseguró que cerca de 1,1 millón de clientes de los 4,4 millones de afectados ya disponen de electricidad.

Drone video shows workers with the Florida Power and Light Company get ready ahead of Hurricane #Irma‘s landfall. pic.twitter.com/c3mKxMHjBt

— World News Tonight (@ABCWorldNews) 10 de septiembre de 2017

Irma, que se degradó hoy a ciclón post-tropical, avanza por el estado de Alabama hacia el norte, pero antes de llegar a Estados Unidos llegó a tener categoría 5, la máxima de la escala de Saffir Simpson, y pasó por varias islas del Caribe, donde al menos 37 personas fallecieron.

En Estados Unidos, al menos otras 10 personas murieron en sucesos achacables a Irma, como la caída de árboles y accidentes de tráfico ocurridos por las adversas condiciones climáticas generadas.