MEJOR ACTRIZ: EMMA STONE

Toronto.- Una y otra vez, Emma Stone hizo audiciones en Hollywood para obtener empleo como actriz, pero, más que ganar algo de dinero, quería probar a sus padres que no se habían equivocado al dejarla salirse de la escuela para perseguir sus sueños… tal como le sucede a su personaje en La La Land. “A mis papás les debo todo, porque ¿qué padre en su sano juicio te dice que sí a algo que parece un capricho? Desde pequeña sabían que yo era muy necia, y les dije que antes de una fiesta de dulces 16 prefería que me mandaran a California a probar suerte como actriz, y me ayudaron con los estudios.

“Estoy viviendo una etapa de satisfacción y sobre todo de agradecimiento. Porque hay gente en la que confías y gente que confía en ti con los ojos cerrados, y mis papás fueron los primeros.

Mi mamá nunca dejó de creer que sí podía vivir de esto… aunque ella pensaba que yo me dedicaría a la comedia”, comenta la actriz en entrevista.

Hace 15 días, Emma, favorita a ganar como Mejor Actriz por supapel en el musical de Damien Chazelle, acudió con su mamá, Krista, al almuerzo de nominados que organiza la Academia.

La nacida en Arizona, de 29 años, recuerda cuando filmó la escena del casting, con el músico Justin Hurwitz tocando en vivo, al piano, la pieza “Audition”, y que se ha vuelto memorable entre los “lalafans”. “Me costó muchísimo trabajo, la pensé y analicé mucho, y al hablar con Damien, terminé diciéndole que la haría como me saliera del corazón. “La canté en vivo, Justin ya no estaba nervioso y yo me sentía vulnerable. Me acordé de todo lo que viví antes de conseguir un papel en Malcolm in the Middle y Medium. Fue un episodio, pero me dio más seguridad. Me dijeron tantas veces ‘no sirves’, ‘te llamamos luego’, ‘eres una de tantas’, que no podía creerlo… mi umbral de resistencia a la frustración fue creciendo y valió la pena el esfuerzo”, señala.

ACTRIZ DE MODA

Ganadora del Globo de Oro y del premio del Sindicato de Actores por este papel, Emma se ha granjeado la simpatía de los fanáticos de los musicales por su interpretación en la película, considerada una de las diez mejores del año 2016 por el Instituto Nacional de Cine de los Estados Unidos.