¡Milagro en Minnesota!

Un pase de Case Keenum a Stefon Diggs con cero segundos en el reloj le dio el triunfo a Minesota 29-24 sobre Nueva Orleans, y los Vikings pelearán el campeonato de la NFC con las Águilas.

PUBLICIDAD

Un milagro mantuvo con vida el sueño de jugar el Súper Tazón en casa para Minnesota.
Un pase de 61 yardas de Case Keenum a Stefon Diggs con cero segundos en el reloj le dio el triunfo a los Vikingos 29-24 sobre los Santos de Nueva Orleans.

Con sólo 10 segundos en el reloj, Minnesota estaba un punto abajo en su yarda 39. Keenum encontró a Diggs hasta la yarda 30 de los Nueva Orleans, lugar donde el profundo novato Marcus Williams falló el tacleo y le permitió a Diggs llegar hasta la zona de anotación, ya con el reloj en ceros.

Los Vikingos se fueron al descanso arriba 17-0, en una primera mitad perfecta para los locales.

Minnesota anotó dos veces por tierra, primero con acarreo de 14 yardas de Jerry McKinon y después con uno de una yarda de Latavius Murray.