El español logra su pase a cuartos de final tras vencer al ruso Karen Khachanov. En la siguiente ronda se medirá a Dominic Thiem

MÓNACO.

A la caza de un onceavo título en Montecarlo, Rafael Nadal avanzó con solvencia a los cuartos de final del torneo de la Serie Masters y no tendrá que vérselas con Novak Djokovic.

El número uno del mundo neutralizó el potente saque del ruso Karen Khachanov, imponiéndose por 6-3, 6-2 en el duelo de la tercera ronda.

Nadal sentenció el partido con un smash en la red.

En el que será su primera gran prueba de la semana, Nadal se medirá el viernes con el austríaco Dominic Thiem, quien a primera hora dejó en el camino al serbio Novak Djokovic por 6-7 (2), 6-2, 6-3.

Thiem se puede entusiasmar por un par de victorias previas ante Nadal en polvo de ladrillo, incluyendo una en los cuartos de final del Abierto de Italia el año pasado.

Te hace sentir un poco más optimista enfrentarlo cuando sabes que ya pudiste ganarle en esta superficie”, dijo Nadal. “Enfrentarlo es el reto más exigente que hay. Tendré que levantar mi nivel”.

Djokovic llegó a ser el némesis de Nadal, inclusive en arcilla. Fue quien quebró la racha de 46 victorias del español cuando le superó en la final de Montecarlo en 2013, y luego se coronó campeón del torneo en 2015.

Pero el ex número uno del mundo y campeón de 12 grandes ahora busca recuperar su nivel y confianza en el circuito.