Convenció de que sirvieran exactamente lo que habría tenido en una fiesta.

Armani Crews, una niña de seis años residente de Chicago, Estados Unidos, cambió una celebración de cumpleaños por una buena causa.

La pequeña prefirió alimentar a personas en situación de calle en lugar de una fiesta con piñata, pastel y regalos. Y, pese a que sus padres insistieron en que repartirán sándwiches, ella los convenció de que sirvieran exactamente lo que habría tenido en el festejo.

Foto: Tomada de CNN.

Tomada la decisión, la familia puso manos a la obra y cocinaron pollo, pescado, espagueti, pizza y puré de patatas. Amigos y familiares se unieron a la causa preparando paquetes de cuidado íntimo con pasta de dientes, desodorante, desinfectante para manos, etc.

Así, el pasado 8 de marzo se llevó a cabo la repartición de los productos y cerca de 125 personas hicieron fila afuera de la vivienda. “Fue una cosa hermosa de ver”, comentó la madre, quien piensa hacer de esto una tradición.

Con información de CNN.