España.- Un jurado popular ha declarado este miércoles, por unanimidad, culpable de un delito de asesinato a la joven que mató a cuchilladas a su bebé recién nacido en su domicilio de Alcoy en agosto de 2014, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). El jurado ha apreciado una atenuante de confesión, así como una agravante de parentesco. La Fiscalía ha rebajado de 20 a 15 años la pena de prisión solicitada después de que la acusada hubiera reconocido los hechos.

El crimen se produjo sobre las 14:30 horas del 6 de agosto de 2014, cuando V.Q.D. dio a luz a un niño en la bañera de su vivienda de Alcoy y lo apuñaló reiteradamente antes de arrojarlo dentro de una bolsa a un contenedor de basura. La joven había ocultado su embarazo a su entorno familiar, según la fiscalía, pero se había informado previamente en internet sobre el parto, del que ya tenía ciertos conocimientos porque estudiaba primer curso de auxiliar de Enfermería.

Tras matar al menor y arrojarlo bebé al contenedor, la procesada se acostó en su cama, pero empezó a sangrar y fue convencida después por una hermana para que acudiera al hospital Virgen de los Lirios. Allí, un médico descubrió que la chica acababa de parir y empezó a preguntarle por el paradero del bebé de forma insistente, a la vez que avisaba a la policía.
La joven acabó confesando lo ocurrido a los agentes que se personaron en el centro sanitario, tal y como ha ratificado el veredicto emitido por el jurado, lo que ha propiciado que se le aplique una atenuante.

Tenía 8 meses de embarazo, la matan para quitarle al bebé

Fargo, Dakota del Norte.- Una mujer de Dakota del Norte se declaró culpable el lunes de matar a una vecina embarazada para que ella y su novio pudieran quedarse con el bebé, aunque las autoridades no han dicho cómo murió la víctima.

Brooke Crews, de 38 años, podría ser sentenciada a cadena perpetua tras declararse culpable de confabulación para secuestrar y matar, y de mentir a las autoridades en la muerte de Savanna Greywind, de 22 años, residente de Fargo. Su novio, William Hoehn, de 32 años, se declaró inocente de los mismos cargos.

El juicio de Hoehn está programado para marzo, y un fiscal citó la fecha como razón para seguir reservando información sobre el caso.Steven Mottiner, abogado de Crews, dijo que la declaratoria de culpabilidad ayudará a su cliente a pedir que le dicten una sentencia menor a la máxima, que es cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

“Crews dijo que quería responsabilizarse por sus acciones”, dijo Mottinger. “Desde mi punto de vista, se hizo responsable hoy al declararse culpable de los tres cargos”.
Greywind tenía 8 meses de embarazo cuando desapareció en agosto. Unas personas encontraron su cadáver envuelto en plástico en un río. El bebé fue hallado vivo en el apartamento que Crews compartía con Hoehn.

Crews no ofreció detalles de cómo Greywind murió. Las autoridades tampoco lo han explicado, pero Dave Todd, jefe de la Policía de Fargo, dijo que su muerte fue un “acto cruel de depravación”.
debate