Pareja muere ahogada al intentar recrear fotos al estilo Titanic

Ante la mirada incrédula de la familia, esta pareja de prometidos perdió la vida de una terrible forma.

PUBLICIDAD

Casarse es un sueño para muchas personas, pero para esta pareja se convirtió en una pesadilla que acabó en tragedia; y es que un hombre y una mujer fallecieron en vísperas de su boda intentando recrear la emblemática escena de “Titanic” donde el personaje principal dice ser “el rey del mundo”.

La pareja estaba dispuesta a disfrutar de la sesión de fotos previa a su boda, pero una mala broma provocó que ninguno de los dos pudiera llegar a la tan esperada fecha debido a un lamentable accidente, así como a una mala planeación por parte de las personas que tomaban estas fotografías.

De acuerdo con la información, los hechos ocurrieron en India, donde esta feliz pareja quería divertirse previo a su boda; por lo que decidieron rentar una embarcación y hacer una sesión de fotos donde se tomaron fotos al estilo Titanic, pero la historia tuvo un lamentable final.

Medios locales reportaron que los enamorados decidieron tomarse algunas fotografías en el río Kaveri, en la ciudad hindú de Karnataka, el pasado 9 de noviembre habrían rentado una embarcación pequeña hecha de bambú cuando ocurrió el fatal accidente en presencia de los familiares.

Desde la orilla del río los familiares de la pareja observaban cómo se llevó a cabo la sesión, cuando ocurrió el trágico accidente que terminó en un desenlace fatal. La pareja ya tenía varias fotografías cuando de pronto, al pararse en la orilla del barco, la embarcación se ladeó y se hundió.

Cuando esto ocurrió, el hombre a cargo del barco de bambú decidió huir y no ayudó a la joven pareja, mientras que ellos perdieron la vida ante la mirada incrédula de sus familiares; quienes poco pudieron hacer debido a la distancia y la rapidez con la que la embarcación se hundió.

La pareja murió ahogada y actualmente las autoridades se encuentran realizando las investigaciones se encuentran en curso; pues aún no se tiene suficiente información sobre la persona que se encontraba tomando las fotografías y tampoco se ha dado con el paradero del dueño del barco de bambú.

¿Te habrías arriesgado a hacer una sesión así días antes de tu boda?