Un parque temático ubicado en Chongqing, al suroeste de China, tuvo que cerrar tras un espeluznante incidente ocurrido el pasado lunes. Cuando un turista estaba cruzando a saltos un puente colgante a 152 metros de altura sobre las rocas, la cuerda de seguridad se soltó de su arnés. Por suerte, esto ocurrió durante el último salto y el hombre logró alcanzar el extremo opuesto del puente. La investigación halló que el personal no había abrochado la cuerda de manera apropiada.