Por “volarse” rojo lesiona a menores en encontronazo

El auto en el que se encontraba la familia fue impactado por la camioneta con la que chocó el conductor del Cruze

Los niños se encontraban a bordo del Neón.
PUBLICIDAD

Luego de pasarse la luz roja de un semáforo, el conductor de un vehículo chocó contra una camioneta y la proyectó contra otro auto que se encontraba estacionado, la noche de ayer en la Zona Centro.
El percance vial que dejó como saldo dos niños lesionados y cuantiosos daños materiales, se registró a las 23:20 horas, en el cruce de las calles Hidalgo y Allende.
Como presunto responsable quedó Uziel Israel García Díaz, de 25 años, vecino de la calle 7, número 1026, de colonia Hipódromo, quien tripulaba un Chevrolet Cruze, modelo 2015, de color rojo, aunque argumentó que él era quien tenía la luz verde.

El conductor del Cruze fue señalado como presunto responsable.

Pero testigos de los hechos comentaron que circulaba sobre la calle Allende con dirección al poniente, y al llegar al cruce con la calle Hidalgo, aceleró su marcha al ver que la luz del semáforo estaba parpadeando en ámbar para cambiar a rojo.
Sin embargo, no logró ganarle al “amarillo” y al pasar en luz roja se impactó contra una camioneta marca Nissan Quest, modelo 2002, de color gris, que era conducida por Juan Francisco Toscano Valles, de 30 años, vecino de la colonia 18 de Marzo. Tras el fuerte impacto, la Nissan salió proyectada hacia su lado izquierdo y terminó por chocar contra un Dodge Neón, modelo 2004, color gris, que se encontraba estacionado y a bordo de este se encontraba su conductor, José Moisés Ramírez Álvarez, de 35 años, su esposa, Miriam Gutiérrez, y sus dos hijos, Alexander, de 11 años, y Naila Romina, de 4 años.

También puedes leer: Trágico fin de Semana Santa: 9 muertos

Socorristas de Bomberos se trasladaron de inmediato al sitio del accidente debido que los menores, Alexander y Naila, habían resultado lesionados y tras brindarles los primeros auxilios los trasladaron a la clínica siete del Seguro Social para su atención médica.
Finalmente, elementos de Control de Accidentes tras realizar el peritaje correspondiente ordenaron el traslado de los tres vehículos a la pensión de grúas en turno y turnaron el caso ante el Ministerio Público de asuntos viales, ya que el conductor del Cruze no aceptó su responsabilidad.