Resienten ejidatarios efectos de la sequía

Hipólito Cruz Salas, comisariado del Centro de Población Mariano Escobedo
PUBLICIDAD

Residentes de ranchos y ejidos de la sierra de Acuña resienten ya los primeros efectos de la sequía, debido a la ausencia de lluvia, que ha provocado que los productores de esta región adopten acciones emergentes, como el bombeo de agua a sus estanques y abrevaderos, así como la adquisición de sales minerales para evitar daños al ganado.

Hipólito Cruz Salas, comisariado del Centro de Población Mariano Escobedo, dio a conocer que, aunado al problema, están muy altos los precios del combustible gasolina y el Diésel, que han encarecido las actividades de producción.

Son alrededor de 10 ejidos y al menos otros 15 ranchos de particulares que al encontrarse en la sierra de Acuña, están registrando los mismos efectos de la seca, resaltó Cruz Salas.

“Ante esta situación esperamos que se reactiven algunos programas, cuando menos para adquirir a mejor precio las sales minerales que se utilizan para reforzar la atención a los animales en riesgo”, mencionó.

Dijo que afortunadamente no se ha registrado muerte de ganado en la serranía, debido a que aún hay algo de humedad por las últimas lluvias que se registraron, pero la “Canícula” que se registra ha complicado la situación.

Por otro lado, el comisariado de Mariano Escobedo, expresó que los habitantes de esta región siguen insistiendo para que, a través de un programa, se establezca un proyecto de rehabilitación del camino que conduce a la serranía, que se encuentra deteriorado.

“Son hasta 8 horas las que se tarda la gente que tienen ganado, solo para trasladar una vaca a la ciudad para el sacrificio o venta”, comentó.

También dijo que actualmente el precio del ganado está bajo, “Por ejemplo solo el cuero de ganado lo pagan a un peso el kilo, y la carne en pie, el kilo se mantiene a 25.00 pesos”, indicó.