Rinde frutos Reserva Natural

A la fecha la manada de Conservación de Bisontes se ha adaptado favorablemente a las condiciones de clima y hábitat

PUBLICIDAD

MELCHOR MUZQUIZ, COAH.-   En el marco del día Mundial de la Biodiversidad celebrado el pasado 22 de mayo, la Dirección del Área de Protección Flora y Fauna Maderas del Carmen informó que tras la reintroducción en noviembre de 2019 en la propiedad “Reserva Natural el Carmen” de 19 bisontes han nacido 13 crías en ese lugar.

Lo anterior, fue dado a conocer por Julio  Alberto Carrera Treviño director del área de protección quien  mencionó que la estrategia de conservación de vida silvestre en Coahuila, en particular sobre especies prioritarias, ha rendido frutos una vez más gracias al esfuerzo de grupos conservacionistas, propietarios de terrenos con esquemas estrictos de manejo integrado de la vida silvestre, la sociedad civil y dependencias de los tres niveles de Gobierno.

Explicó que mediante la colaboración entre la Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila (SMA), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), el Fondo Mexicano para la conservación de la Naturaleza (FMCN), AES México y CEMEX, 19 bisontes fueron reintroducidos en noviembre de 2019 en la propiedad “Reserva Natural el Carmen”.

A la fecha la manada de Conservación de Bisontes se ha adaptado favorablemente a las condiciones de clima y hábitat que le ofrecen más de 30 mil hectáreas de terreno dentro de las Áreas de Protección de Flora y Fauna Maderas del Carmen y Ocampo.

Con gran alegría destacó que se observó el nacimiento de 13 crías de bisonte hasta el momento sin problemas ni contratiempos, lo que indica la buena condición genética de la manada y la calidad de hábitat del terreno. A tan solo 6 meses de su llegada, la manada ha ubicado los mejores lugares para alimentarse, los refugios para el cuidado y protección de las crías y los monitoreos del personal técnico, indican que pueden llegar a hacer desplazamientos de hasta más de 2000 hectáreas.

Esto definitivamente es un logro debido a que prácticamente los bisontes fueron extirpados de estos terrenos a finales del siglo 19 y con el desplazamiento de sus áreas naturales se fueron modificando y degradando los pastizales originales, con la consecuente pérdida de otras especies.

Este hecho lo calificó como histórico ya que con este esfuerzo de reintroducción se suma un gran trabajo en conjunto de más de 30 años de acciones encaminadas a la reintroducción de especies prioritarias a sus hábitats originales con el objetivo de recuperar grandes corredores de pastizales naturales continuos que en un futuro permitirán el desplazamiento de estas manadas a otras propiedades.