Empresas Wrangler y  Dickies liquidaron a cientos de trabajadores.

ALLENDE, COAH.-  Más de mil familias de la región Cinco Manantiales se quedan sin el sustento económico luego del cierre de operaciones de las plantas Wrangler de Allende y Dickies de Zaragoza, anuncio que tomó por sorpresa a los trabajadores.

A través de las redes sociales, empleados de ambas plantas textiles difundieron la versión desde temprana hora del jueves, en el sentido de que directivos de las factorías les habían hecho saber el inminente cierre de operaciones.

Trabajadores con antigüedad desde dos meses hasta más de 20 años fueron liquidados conforme a lo estipulado por la ley, por lo que ahora están en búsqueda de nuevas alternativas de empleo.

Edgar Jesús Reyna Rodríguez, operador de producción de la planta Wrangler, relató que el miércoles les notificaron sobre la visita de directivos de la empresa que sostendrían una reunión este jueves con la base trabajadora.

“Fue hoy a las 8 de la mañana que nos notificaron sobre el cierre de la planta; somos más de 500 trabajadores en esta empresa, yo tenía laborando 13 años aquí, y ahora hay que seguir buscando”, expuso, al indicar que percibía un salario de 1 mil 600 pesos por semana.

Ramona Martínez tenía 19 años trabajando en la empresa Wrangler, y dijo haber sido terminada conforme a derecho; añadió que en su caso le hicieron un bien, pues por la edad ya no estaba en condiciones de trabajar.

Cabe señalar que algunos operadores permanecerán en sus puestos por alrededor de dos semanas más, tiempo en que se concretará el cierre definitivo de operaciones de ambas plantas maquiladoras.

 

Trabajadores fueron tomados por sorpresa al anunciarse cierre de operaciones.