Sin rastro de violador se quitó el brazalete y no logran su localización

PUBLICIDAD

Como si se lo hubiera tragado la tierra, Joan Sebastián “S”, acusado de secuestrar y violar a una ex compañera de la secundaria en Frontera no ha sido detenido por las autoridades, pues no dejó ningún rastro que permita su localización.

Después de un largo proceso legal, los familiares del menor finalmente llegaron a un acuerdo con los papas de la víctima que establecían evitar una medida de internamiento a cambio se comprometían a la reparación del daño, incluso sacar al menor del país para evitar que en algún momento llegaran a encontrarse.

Como si se lo hubiera tragado la tierra, Joan Sebastián “S”, acusado de secuestrar y violar a una ex compañera de la secundaria en Frontera no ha sido detenido por las autoridades.

Y es que no solo se evitaría un largo proceso legal también un mayor padecimiento para la víctima, quien se encuentra gravemente afectada por esta agresión, por lo que decidieron no revictimizarla.

La tarde miércoles, los involucrados solicitaron la audiencia del menor de 17 años que buscaba reconocer su responsabilidad por ambos delitos, sin embargo la autoridad judicial se negó a aceptarla argumentando que un menor no puede auto incriminarse por un delito.

El juez, Homero Salinas decretó un receso de una hora para que los involucrados llegaran a un acuerdo, sin imaginar que al llegar la hora de la audiencia, el acusado no se presentó, es por ello que se ordenó a la Unidad de Medidas Cautelares revisar la situación encontrando que no había nadie, pero el brazalete daba esa ubicación, por lo que se percataron que se había dado a la fuga.

Desde ese momento, las corporaciones policiacas que operan en los diferentes puntos de la región han sido notificadas, incluso se boletinó para que en caso de detectarlo durante sus recorridos de inmediato procedan a su detención.

Hasta el momento, las acciones que se han realizado no han dado resultados pues no existe ni un solo rastro que permita dar con la detención del menor quien presuntamente está acompañado de su familia.

Además la Unidad de Medidas Cautelares no ha notificado a la Fiscalía General del Estado de la evasión, por lo que se han realizado diferentes operativos pero ninguno de ellos ha dado resultados.