????????????????????????????????????

Uno de los pocos atractivos con los que cuenta Castaños fue dañados por los visitantes de Semana Santa quienes dejaron basura por todos lados

CASTAÑOS, COAH.- Los festejos de Semana Santa dejaron como resultado basura por todas partes, incluyendo la contaminación del ojo de agua conocido como las Pompas ubicado en el Parque Santa Cecilia, donde después de 72 horas los contenedores están llenos a su máxima capacidad y en los andenes aún se aprecian las fogatas y los montones de deshechos.
Visitantes que con frecuencia acuden a este lugar, afirman que aún cuando hay alberca, la mayoría de la gente no la utiliza porque siempre está sucia y hasta peces se ven nadando dentro de ella a simple vista por lo que mejor se van al arroyo.
Ubicado dentro de lo que será el Área Natural Protegida, el Parque Santa Cecilia carece de la seguridad que deben tener los lugares destinados para bañarse, esto pese a los continuos rondines de vigilancia que lleva a cabo el personal de Protección Civil, los visitantes están a expensas de cualquier accidente.
Por otra parte la limpieza del lugar deja mucho que desear porque el agua de la alberca tiene demasiada tierra que impide ver el fondo y pese a eso los bañistas, sobre todo los niños se meten y duran varias horas adentro.
Pues antes tenemos donde traer a la familia a que se divierta un rato porque hubo un tiempo en que todo esto se secó por culpa de un Alcalde llamado Elías Ortiz a quien en mala hora se le ocurrió hacer excavaciones donde nace el ojo de agua y todo se secó, incluyendo los nogales. Todo se veía feo pero después con el favor de Dios renació el ojito y ya tenemos agua” dijo Lidia Martínez.
Acompañada por sus hijos y nietos, Óscar, Francisco, Sofía y Luz Mar disfrutaban de la sombra de los árboles en un día de campo en este lugar mientras que Lidia hacía remembranza de los bellos tiempos cuando este lugar simplemente se llamaba Las Pompas.
Era mucha agua la que salía del ojito, todo esto era sombra que protegía de los rayos solares a los visitantes que del diario acudían a este lugar, en su mayoría jovencitos y niños pues no había peligro ni gente mala, todos nos cuidábamos muy bien pero ahora las cosas son distintas pues no podemos quitare el ojo a nuestros hijos.
Lidia recuerda también que a los alrededores de las Pompas había muchas huertas donde acudían a comprar todo tipo de verduras que iban desde lechugas, zanahorias, cebollas, repollos, rábanos, tomate, chile etc., pero que desgraciadamente eso se acabó hace mucho tiempo.
Cabe mencionar que el Parque Santa Cecilia es el único paraje natural que tiene Castaños para que la familias acudan a pasar un día de campo, sin embargo la falta de vigilancia sumada a la inseguridad y el mal estado del agua de las albercas pone en riesgo la salud e integridad de quienes lo visitan.