“Vi a la niña en el suelo”

Afirman vecinos que Eulogio era un viejo lujurioso con las menores

PUBLICIDAD

Vecinos de Don Eulogio como es conocido en la colonia Lázaro Cárdenas en el cruce de Emiliano Zapata y Maclovio Herrera, refirieron que siempre fue una persona humilde, trabajadora y muy amable; pero al ingerir alcohol todo cambiaba, al grado de querer golpear y matar a su esposa Juanita, incluso refirieron que observaba a las niñas y jovencitas menores de edad con morbo cuando pasaban por su casa, por lo que presumen tenía otras intenciones con la pequeña Jean Aliyah “N” de 12 años, nieta de su esposa.

Lorena “N”, quien vive a un costado de donde sucedieron los sangrientos hechos, dijo que poco antes del amanecer escuchó a su vecina la señora Juany gritar.

Al asomarse la observó tirada en el patio frontal, pero como el portón tenía candado tuvo que saltar para tratar de auxiliarla.

Doña Juany estaba inconsolable, por lo que después empezó a notar algo más raro en dicho lugar y decidió abrir la puerta.

Al ingresar observó que estaba tirada Jean Aliyah toda ensangrentada, desgraciadamente ya no contaba con signos vitales.

Ella entró con paramédicos de la Cruz Roja después de que recibieron un reporte al sistema de emergencias 911.

Minutos después llegaron elementos de la Policía Preventiva Municipal, le pidieron que saliera de la casa y procedieron a acordonar el área de inmediato.

Refirió que la noche del miércoles y madrugada del jueves no escuchó ningún gritos, golpes o ruidos que alertaran que algo estaba pasando.

Don Eulogio y Doña Juany tenían viviendo en dicha colonia más de 15 años y ya todos los vecinos los conocían muy bien.

Últimamente peleaban mucho debido a que el señor empezaba a ingerir bebidas embriagantes y cambiaba totalmente.

Apenas hace unos días intentó ahorcarla y después anduvo visitando a los vecinos comentándoles que se iba a suicidar, ya que no podía vivir sin su esposa.

Don Eulogio no era abuelo de Jean Aliyah, solamente era nieta de Doña Juany debido a que ella se encargó de criar a la mamá desde muy pequeña.

Cabe mencionar que un familiar cercano dijo que miraba a las niñas y adolescentes con morbo y lujuria, por lo que suponían que sus intenciones con la nieta de su esposa no eran nada buenas.

Sin embargo, nunca pensó que pudiera llegar a cometer tal atrocidad al grado de acuchillarla y asesinarla.

Jean Aliyah tenía alrededor de un mes de haber llegado a casa de su abuela para pasar un tiempo determinado.

Su mamá Norma estuvo radicando en la Unión Americana con Jean y sus tres hermanos, todos menores de edad.

Pero hace aproximadamente un año retornó a Piedras Negras y estaba viviendo a unas dos cuadras aproximadamente con su actual pareja, quien no es el papá de sus hijos.

Desconocen si la mamá de la niña fallecida y Don Eulogio pudieran haber tenido algún problema o diferencia para que esto haya ocurrido.