‘Paloma Blanca’ festeja a César

PUBLICIDAD

El joven con insuficiencia renal cumplió 19 años, fue acompañado por amigos y familiares

FRONTERA, COAH.- César Rojas cumplió 19 años de edad, amigos y compañeros de la danza “Paloma Blanca” a la que perteneció y donde tocaba el tambor, lo visitaron para pasar un momento agradable, a pesar de las adversidades que le ha tocado enfrentar tiene ganas de seguir adelante.

Como se recordará, César Rojas es el joven fronterese que ha tenido una vida complicada y a pesar de esto sigue de pie, su madre murió cuando él era pequeño, posteriormente se enfermó de diabetes, perdió la vista y después a su padre que en su desesperación por ayudarlo intentó cruzar droga a Estados Unidos y fue detenido.

Lo conocen desde pequeño, son de los mismos, de la colonia, César Rojas tocaba el tambor cuando su estado de salud no era tan complicado como ahora que ha perdido la vista.

“Lo más importante es la convivencia que siempre hemos tenido con él, a pesar de tener la diabetes, de su problema en la vista, fuimos a convivir con él y sus abuelos y tíos en la colonia Borja”, comentó Rafael Arredondo que forma parte de la danza.

César estuvo encantado de volver a hablar con sus amigos de colonia, dice que lo recuerdan por ser “comelón” además de su buen carisma, siempre se acomedía y nunca se olvidaba de ir a su casa a aplicarse insulina.

Dice que tiene mucho ánimo, lo vieron bien, comió fruta, incluso le mordió al pastel, aunque tiene el problema de la azúcar, su alimentación es muy rigurosa, pues de eso se encarga su abuela.

“Fue un pedacito nada más, por ser su cumpleaños, estuvimos muy contentos de estar con él acompañándolo en su cumpleaños, un día bastante especial y mientras Dios lo permita estaremos visitándolo porque lo apreciamos mucho”, señaló Rafael Arredondo.

Dijo que Cesar aún vive con su abuelo Casimiro Rojas y su pareja en Monclova, pero el día de su cumpleaños lo trajeron a la calle Hipódromo en la colonia Borja, de la situación legal que enfrenta su padre el exbombero no se sabe nada, pues dijo que son cosas que no se pueden tratar con su familia frente a él.

Lo más importante es la convivencia que siempre hemos tenido con él, a pesar de tener la diabetes, de su problema en la vista, fuimos a convivir con él y sus abuelos y tíos en la colonia Borja”

Rafael Arredondo

[gallery type="slideshow" size="large" ids="305020,305019"]

César Sigue aferrándose a la vida

César aún vive con su abuelo Casimiro Rojas y su pareja en Monclova, pero el día de su cumpleaños lo trajeron a la calle Hipódromo en la colonia Borja.