“Querían ‘tirar’ el cuerpo al arroyo”

Se acordonó el área para  recabar evidencias pero al parecer ahí solo se abandonó el cuerpo.
PUBLICIDAD

CASTAÑOS, COAHUILA.- El departamento de Seguridad Pública dio a conocer que el cuerpo de Eduardo Martínez Cano, hallado sin vida en el arroyo a espaldas de una vulcanizadora en Castaños, no fue ultimado en este cauce, las evidencias señalan que fue arrastrado hasta ese lugar.

El Coronel Victorino Reséndiz Cortez, director de la corporación señaló que probablemente quisieron ocultar el cuerpo de Eduardo quien fue asesinado y tenía 32 años de edad, además de ser padre de una pequeña niña.

Fue el pasado domingo, cuando se encontró el cuerpo sin vida de este hombre, quién tenía el rostro desfigurado, aparentemente tras recibir botellazos, además fue apuñalado por la espalda con un arma blanca.

También te puede interesar: ¡Lo matan a puñaladas!

Al parecer intentaron ocultar el cuerpo de Eduardo Martínez Cano, quien fue encontrado sin vida en el arroyo a espaldas de la vulcanizadora Treviño.

El cuerpo se encontró en el arroyo a espaldas de la vulcanizadora “Treviño” en la Zona centro de Castaños, a quién al parecer intentaron ocultar entre la maleza, pues en la zona no se presentaban pruebas de que la riña hubiera sido ahí.

En el área no se encontró el arma con la que fue apuñalado, ni las botellas que le habían desfigurado la cara, pues la escena parecía que había sido limpiada.

La Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía se encuentra recabando las pruebas necesarias para dar con el paradero de los asesinos pues se sabe que Cano estaba en una fiesta cuando sucedió la riña que lo dejaría sin vida.