Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Confiar en un líder emprendedor

Por Esra Cavazos - 22 febrero, 2017
Confiar en un líder emprendedor

El músculo se tiene que desgarrar para poder crecer, en cualquier adversidad cuando tienes claro el objetivo resulta más sencillo trabajar en ese camino, pero sin duda debes tener además un motivo bien arraigado en tu piel que te haga visualizar un mejor escenario.

La gente quiere confiar, es un valor que anhelamos en cada acción que observamos de nuestra pareja, compañeros, jefes, finalmente deseamos establecer un vínculo ganar-ganar y evitar ser manipulados. Cuando te encuentras con personas talentosas en tu búsqueda del éxito resulta muy gratificante porque entonces sabes que entre ambos aportar beneficio a la sociedad.

Impactar en los demás para lograr resultados que transformen una realidad es una destreza que los grandes líderes pueden lograr a través de un proceso de preparación, los líderes deben además de “mostrar” que saben, deben actuar bajo esa perspectiva, cumplir el perfil del puesto requerido. ¿Cuántos de nosotros estamos en esa postura, nos encontramos trabajando para serlo o bien tenemos la oportunidad de estar cerca de grandes hombres y mujeres que transforman nuestro día a día?

Toda sociedad anhela la formación de grandes líderes, los maestros hacemos lo conducente en el aula, los padres de familia están preocupados por esa formación en casa, las empresas preparan a su personal a través de la capacitación del talento humano, los medios nos exponen quiénes no están haciendo bien su papel para finalmente cimbrar y encontrar eco entre los que sí desean practicar una política pública sana.

Ser un líder implica tener la capacidad de elegir adecuadamente a un gran equipo de colaboradores que formarán una estructura de trabajo. “La esencia del liderazgo es lograr que se alcancen las metas a través de los demás, no intentar alcanzarlas por uno mismo” Hughes, Ginnett & Curphy(2007:481). Aquí radica la importancia de aprender a delegar, elegir qué tipo de actividades son las propicias a desempeñar por cada colaborador y en un marco de criterio competitivo el líder debe primeramente darle la oportunidad a los demás de realizar las cosas. Invariablemente tendrá que ir midiendo el grado de responsabilidad de cada colaborador, pero al desarrollar esta habilidad tendrá la oportunidad de enfocarse a seguir creando y proponer desarrollo para la organización en general.

Las empresas del siglo XXI, demandan líderes con visión transformacional no tanto líderes operativos. La delegación fortalece a la organización de una manera considerable porque los colaboradores empezarán a desarrollar el compromiso e implícitamente el grado de motivación será mayor al sentirse importante dentro de su trabajo. Este aspecto estimula la innovación y genera que todos sean parte de los cambios al sentirse involucrados.

El liderazgo se trata del ejercicio de la influencia sobre otros, a quien llamamos colaboradores, y esta influencia se debe mostrar no solamente con el conocimiento y al brindar un ejemplo, sino también facultando al personal para la toma de decisiones y otorgar una asesoría directa en todo ese proceso.

Ser un líder no es tener seguidores, nada más, el liderazgo es influencia, así lo define John C. Maxwell, en su libro Mentor 101 (citado en Limas, 2012). Fungir como líder implica no solo tener claro lo que deseas, tu visión, tener el conocimiento para ello, sino involucrarte tan de cerca con tus colaboradores que sin necesidad de tener que andar presionando las cosas se den porque ya cada uno conoce exactamente su función en ese gran engranaje llamado organización-empresa. El líder debe desarrollar la capacidad de elegir cautelosamente a su equipo de trabajo y guiarlo en el logro de efectividad y éxito.

El ganar poder es producto de la toma de decisiones exitosas. Aprende a tomar decisiones asertivas para entonces edificar la confianza que los demás desean obtener de ti. La confianza es un lazo invisible, los demás deben confiar en historias y experiencias de éxito. Las herramientas finalmente para construir esa confianza que anhelamos son la honestidad y la competencia, inicia entonces esa preparación.

En realidad todos los días los líderes trabajan para construir credibilidad y relaciones con los seguidores y el entorno, sobre todo con una visión del mundo que les permite diseñar planes de acción que implique un compromiso dual. ¿cuál es tu compromiso?

Todos los días tenemos la oportunidad de observar el talento y la destreza de las personas con las que podemos interactuar, busquemos aquellos espacios donde la sinergia sea tan efectiva para lograr transformar la sociedad en la que estamos inmersos. “Atrévete a actuar”