Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Lamentan en la Miravalle crimen del padre Joaquín

Por Staff / La Voz - 17 enero, 2017
Lamentan en la Miravalle crimen del padre Joaquín

En la Iglesia de la Divina Providencia informaron que fue una persona que supo tratar a la gente

La comunidad católica que acude y vive cerca a la Iglesia de la Divina Providencia en la colonia Miravalle sigue consternada por la muerte del padre Joaquín Hernández Sifuentes quien sirvió por años en ese lugar.

Aunque fueron pocos los que quisieron hablar del caso, pues aseguran aún tienen un profundo dolor por la pérdida del sacerdote, manifestaron que fue una persona que supo tratar a la gente hasta el grado de que a diario era convocado a convivir en las viviendas vecinas a la iglesia.

Comentan que era tan gentil, siempre trabajando en el bien común y luchando por los más necesitados, que sin duda extrañarán su presencia.

“Él era muy buena gente, a todo dar, estuvo más o menos cinco años en esta Iglesia, yo trabaje con él y siempre lo vi ayudando a la gente, pero ya no es bueno hablar si no dejarlo descansar” dijo Jaime Rivas, vecino de la colonia Miravalle.

El padre Joaquín se vio involucrado en actividades católicas con todos los habitantes de la colonia, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, con todos se llevaba bien y a todos los motivaba a ir a la Iglesia.

“Mi familia y yo tuvimos el gusto de conocerlo, era amable con la familia, muy bueno, arreglaba los problemas de las familias que le pedían apoyo, estamos tristes, pues como hayan estado las cosas él era un ser humano que se dedicaba a promover la paz, la armonía”, mencionó Arturo Jiménez.

“No se vale, no se merecía morir así, es una injusticia, es un hermano” dijo otro de los vecinos que se negó a dar sus generales.

En la Iglesia que fue el hogar del presbítero asesinado la semana anterior se tiene una manta con su foto y un mensaje que dice: “y enjugará toda lagrima de sus ojos, y no habrá muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado”.