Multarán a escuelas por vender ‘chatarra’

Multarán a escuelas por vender ‘chatarra’
PUBLICIDAD

Estos alimentos quedaron prohibidos para manejarse al interior de los planteles educativos

Las escuelas que expidan comida “chatarra” a sus alumnos y sean detectadas o reportadas ante la Secretaría de Educación podrán recibir una amonestación o incluso una sanción de parte del área jurídica de la Secretaría de Educación.

Lo anterior lo informó el subdirector de Servicios Educativos Félix Alejandro Rodríguez Ramos, quien destacó que estos alimentos quedaron prohibidos para manejarse al interior de los planteles educativos para disminuir los altos índices de obesidad infantil.

Dijo que la SEDU establece varias acciones como lo es el programa “Mídete, Nútrete, Actívate, donde miden la masa corporal de los menores y se les exhorta a llevar una dieta balanceada.

Explicó que en la ley de salud hay dos ejes rectores, el primero está relacionado con la obligación de que en su centro de trabajo no se expidan alimentos chatarra y el segundo, es la concientización a los padres de familia en cuanto a la alimentación que deben de tener los niños.

Al momento en servicios regionales no tienen reporte de que vendan “chatarra” en una escuela de Monclova o la región pues hay una prohibición total, aún así los padres deben de acudir a las pláticas que hace la Secretaría de Salud para la buena salud que conlleva una buena alimentación en los menores.

Destacó que los niños de 0 a 6 años, no deben de comer “chatarra” porque su sistema nervioso central se forma hasta los 6 años y la ramificación cerebral se puede ver afectada con productos saborizantes o bien por producto chatarra.

Agregó que los niños que no comen “chatarra” ni consumen productos gaseosos tienen mejor aprendizaje.

“Existe una estructura que en un momento dado, de un día a otro se percata de venta de comida “chatarra” en las escuelas otorga una amonestación y si reincide se hace acta correspondiente y se turna al área jurídica de la Secretaria de Educación”, mencionó.