Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Quiebran brazo a recién nacida

Por Lidiet Mexicano - 21 febrero, 2017
1 / 1
Quiebran brazo a recién nacida

Hasta que los padres buscan atención médica privada, les llaman para decirles que van a atender a la bebé

Los médicos de Ginecología en el Seguro Social, quebraron un brazo a una recién nacida al momento que era dada a luz en un parto normal; la madre de familia y su esposo buscan la manera de demandar al instituto por negligencia médica, pues luego de que les fue entregada su hija, estos reconocieron su error y dijeron que el hueso soldaría solo. Ayer mismo, cuando la madre de la niña fue dada de alta del hospital, se percataron de la situación, dado que la menor no dejaba de llorar y no movía su pequeño brazo, solo su manita y sus dedos.

La incertidumbre de los padres inició al momento después del parto, pues los médicos se negaban a entregar a la pequeña a sus padres, incluso no dejaron que la madre la viera luego de haberla traído al mundo.

El parto fue el domingo a las 12:00 del mediodía, Edith Hernández, quien es madre primeriza, vio que su hija al momento de nacer lloraba demasiado, incluso cuando la alimentaba y al término de esto, sin embargo, las enfermeras no le comunicaban de lo ocurrido.

Una de las enfermeras que le atendió cuando estaba en piso, le comentó que no le habían llevado a su hija pues estaba en observación y le cuestionó, ¿No le dijeron que le lastimaron su manita?, por lo que ella se sorprendió.

Ayer mismo, cerca de las 13:00 horas le dieron de alta a ambas y aunque el padre de la niña José del Río López solicitó al Director del nosocomio una explicación y la atención para su hija, jamás le resolvieron nada.

“Me mandaron a Traumatología y ni me hicieron caso, pero ahorita ya me están diciendo que vaya y que pase directo, ya no iré, después de que mi hija lloró toda la noche por su bracito y ellos ni en cuenta”, dijo el padre de la pequeña.

“Lo trataron bien mal, pero como ya están viendo la situación, le hablaron del Seguro una enfermera que si mañana se presentara con la niña con el doctor Hernández y le atenderían en todo”, comentaron sus familiares.

La bebé peso 2 kilos 700 gramos, ella fue atendida en la clínica San José, donde los médicos aseguraron tenía su hombro quebrado, vendaron a la bebé y en un mes más acudirán a ver el avance de su brazo.

“En el IMSS solo le daban paracetamol, no es justo, yo quería morir cuando veía llorando a mi bebe”, narró el padre.

Fue en la cama 232 del segundo piso de Ginecología, donde permancieron por horas Edith y su pequeña, fueron horas de sufrimiento para ambas, pero sobre todo de desesperación, la recién nacida llegó al mundo con un dolor insoportable y nadie podía remediarlo.