Contactanos

Coahuila

Va ante el Juez el "Chacal de la Occi"

Golpeó sin piedad a su hijastro de un año de edad tan solo por no ser: "sangre de su sangre"

Staff / La Voz
Por Staff / La Voz - 05 enero, 2022 - 09:31 a.m.
Va ante el Juez el "Chacal de la Occi"

MONCLOVA, COAH.- Por el delito de homicidio en grado de tentativa y lesiones con brutal ferocidad, será presentado hoy ante el juez Jesús Javier Flores Garay, el "Chacal de la Occidental", acusado de darle una brutal golpiza a su hijastro de tan solo un año de edad.

El presunto agresor del pequeño Diego quien se debate entre la vida y la muerte con los pulmones colapsados en el piso 3 del área de pediatría del IMSS, será trasladado ante el Juez de Control para que responda por la agresión que lleva implícitas las agravantes de ventaja, traición al cometerse contra un ser indefenso.

El "chacal de la occidental" de nombre Jesús Javier Flores Garay, cuenta con 21 años de edad y es vecino de la Privada Morelos 1407. Pareja de Itzel Aglaé Cázares Félix con quien procreó un niño hace tres años.

La pareja se separó al poco tiempo, debido a la conducta inestable de Jesús Javier, que constantemente la golpeaba.

.

UNA VIDA MARCADA POR EL ABUSO Y LA DESGRACIA.

Al poco tiempo de terminar con Jesús Javier, Itzel sostuvo una relación sentimental con Alfredo Hernández Reyes, con quien procreó al pequeño Diego, pero la tragedia les tenía reservada una desgracia.

La madrugada del primero de agosto del 2021, Alfredo Hernández, se suicidó ahorcándose en el patio de su casa ubicado en la calle Mina 605 de la colonia Borja, luego de discutir con sus padres por un  abanico para mitigar el calor.

"Aunque el primero niño no era suyo, los trataba a los dos por igual, que lástima que Jesús Javier no hizo lo mismo", comentó un vecino al enterarse de la agresión.

.

REGRESÓ ITZEL CON SU AGRESOR

Al poco tiempo de enviudar, Itzel regresó con Jesús Javier, quien nunca vio con buenos ojos al pequeño Diego, al que maltrataba por no ser su hijo.

La agresión llegó al límite la tarde del domingo, cuando Itzel salió a la tienda, dejando a Diego al cuidado de su padrastro, pero al regresar lo encontró llorando y con graves dificultades respiratorias.

Al llevarlo al Hospital Amparo Pape, de inmediato el personal médico detectó que el niño presentaba fracturas en las costillas y los pulmones colapsados, producto de una severa golpiza propinada presuntamente con los puños cerrados o a patadas.

De inmediato médicos del Hospital dieron parte a las autoridades, procediendo a la detención de ambos padres, aunque Jesús Javier terminó por reconocer el autor de la salvaje golpiza al pequeño Diego al que no tolera, por no ser "sangre de su sangre".

Artículo Relacionados