Contactanos

Coahuila

Contaminación está matando al Río Sabinas

Donde iba y se bañaba la gente, el único lugar de esparcimiento que tiene Sabinas para las familias, es puro drenaje

Por Alma Flores - 18 mayo, 2022 - 11:22 a.m.
Contaminación está matando al Río SabinasEl Río Sabinas, está a punto de morir.

Región Carbonífera. - La excavación indiscriminada de tajos de carbón, el establecimiento de pedreras, la descarga de aguas residuales y la acumulación de basura doméstica en su lecho, han dañado el 80% del Río Sabinas, considerado el recurso hídrico más importante de la Región Carbonífera.

El Río Sabinas, catalogado como el segundo humedal más importante de Coahuila, está a punto de morir, denunció Sergio Kobel Rumanía, activista del municipio de Juárez.

Placeholder

El entrevistado, aseguró que la actividad humana, principalmente, constituyen sólo dos de los factores que han devastado a este río, que ostenta además la categoría de Área Protegida, y desterrado de sus aguas a cientos de especies de flora y fauna, muchas de ellas endémicas, que por siglos tuvieron aquí su hábitat.

Activistas que han luchado a contracorriente desde hace décadas por la conservación del Sabinas, denuncian cómo la minería a cielo abierto, que hasta hace unos meses se desarrollaba en las proximidades y el propio manto del río, ha causado su fragmentación y alterado su cauce, rompiendo con ello su equilibrio natural

La excavación indiscriminada de tajos de carbón, el establecimiento no regulado de pedreras, la descarga de aguas residuales domiciliaras e industriales y la acumulación de basura doméstica en su lecho y márgenes, han afectado a este importante afluente situado en la Región Carbonífera y catalogado por la Convención Ramsar como uno de los ecosistemas más relevantes para el mundo.

“Es un ecocidio que este río que tiene importancia mundial se esté muriendo”, dijo Jorge Garza, miembro del Consejo Ecológico de Participación Ciudadana (Cepaci) en Sabinas.

Este humedal que corre unos 150 kilómetros, desde Múzquiz, pasando por San Juan de Sabinas, Sabinas hasta desembocar en la presa Venustiano Carranza, en el municipio de Juárez, y cuya área de influencia abarca más de 600 mil hectáreas, ha padecido desde años la falta de plantas tratadoras en la región, la carencia de basureros municipales en toda norma, además, de la indiferencia de las autoridades ambientales por frenar la extracción de hulla, material pétreo, la descarga de aguas no tratadas y la tala de árboles en su cauce.

Ecologistas, sociedad civil y académicos advierten sobre el posible colapso del río, cuya destrucción, con base en estimaciones del Cepaci, alcanza ya el 80 por ciento.

El Sabinas que hasta dos décadas era el único lugar de recreación y esparcimiento para los pobladores de la llamada Región Carbonífera, luce hoy como un arroyo seco, en alguno de sus tramos, y como una laguna de aguas turbias y malolientes.

“Donde iba y se bañaba la gente, el único lugar de esparcimiento que tiene Sabinas para las familias, es puro drenaje”.

Placeholder
infografias
Artículos Relacionados