Contactanos

Mundo

Consejo de Seguridad de la ONU pide poner fin al conflicto en Etiopía

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió que se ponga fin a la intensificación y expansión del conflicto en Etiopía

Agencia
Por Agencia - 06 noviembre, 2021 - 11:14 a.m.
Consejo de Seguridad de la ONU pide poner fin al conflicto en Etiopía

LATINUS/AP.- El Consejo de Seguridad de la ONU pidió que se ponga fin a la intensificación y expansión del conflicto en Etiopía y que se acceda sin trabas a la ayuda humanitaria para hacer frente a la peor crisis de hambre del mundo en una década en la región de Tigray, devastada por la guerra.

El organismo más poderoso de la ONU expresó su seria preocupación por el impacto del conflicto en “la estabilidad del país y la región en general”, y pidió a todas las partes que se abstuvieran “de incitar al odio e incitar a la violencia a la división”.

El comunicado de prensa fue aprobado por los 15 concejales un día después del primer aniversario de la guerra en la región norteña de Tigray, que ha dejado miles de muertos y millones de desplazados. Fue solo la segunda declaración del consejo sobre el conflicto y la primera en abordar el empeoramiento del conflicto.

“Hoy, el Consejo de Seguridad rompe seis meses de silencio y habla de nuevo con una sola voz sobre la situación profundamente preocupante en Etiopía”, dijo la Embajadora de Irlanda ante la ONU, Geraldine Byrne Nason. “Por primera vez, el Consejo pide claramente el cese de las hostilidades. Creemos que esto debería suceder de inmediato y que todos los civiles deben ser protegidos”.

La declaración fue redactada por Irlanda, Kenia, Níger, Túnez y San Vicente y las Granadinas. Esos países y Estados Unidos habían pedido una reunión abierta del Consejo de Seguridad sobre Etiopía el viernes por la tarde, pero se pospuso hasta principios de la próxima semana, probablemente el lunes. Los diplomáticos dijeron que los representantes de la Unión Africana no estaban disponibles para participar, por lo que la reunión se retrasó.

El consejo pidió a las partes “poner fin a las hostilidades y negociar un alto el fuego duradero, y crear las condiciones para el inicio de un diálogo nacional etíope inclusivo para resolver la crisis y sentar las bases para la paz y la estabilidad en todo el país”.

Los miembros del consejo dijeron que el lenguaje de la declaración se diluyó después de las objeciones de Rusia a la declaración original que “pidió a todas las partes que pongan fin de inmediato a las hostilidades sin condiciones previas”.

Pero la declaración, leída por el embajador de México ante la ONU, Juan Ramón De La Fuente Ramírez, actual presidente del consejo, sí pidió el fin de las hostilidades, aunque sin la palabra de inmediato. Destacó “la expansión e intensificación de los enfrentamientos militares en el norte de Etiopía“.

En las últimas semanas, el conflicto se ha expandido, con las fuerzas de Tigray tomando ciudades clave en una importante carretera que conduce a la capital de Etiopía, Addis Abeba, y vinculándose con otro grupo armado, el Ejército de Liberación de Oromo, con el que se alió en agosto.

Meses de tensiones políticas entre el gobierno del presidente etíope Abiy Ahmed y los líderes de Tigray que una vez dominaron el gobierno de Etiopía estallaron en una guerra en noviembre pasado. Tras algunos de los combates más feroces del conflicto, los soldados de Etiopía huyeron de la capital de Tigray, Mekele, en junio. Frente a la actual ofensiva de Tigray, el presidente Abiy declaró el martes un estado de emergencia nacional con amplios poderes de detención.

Las fuerzas de Tigray dicen que están presionando al gobierno de Etiopía para que levante un bloqueo mortal de meses en su región de alrededor de 6 millones de personas, donde se han cortado los servicios básicos y se les niega la comida humanitaria y la ayuda médica.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo el mes pasado que al menos 5.2 millones de personas en la región necesitan asistencia humanitaria, incluidas al menos 400 mil “que viven en condiciones de hambruna“. Los niveles de desnutrición infantil están ahora al mismo nivel que al comienzo de la hambruna de 2011 en Somalia, advirtió.

El comunicado de prensa reiteró el apoyo del Consejo de Seguridad al papel de la Unión Africana en la resolución del conflicto y brindó un firme apoyo a la “estrategia y los esfuerzos para lograr un alto el fuego y una resolución rápida y pacífica del conflicto” que está llevando a cabo el alto representante de la UA para la región del Cuerno de África, el ex presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo.

La declaración del Consejo de Seguridad no mencionó el anuncio del viernes anterior de que las fuerzas de Tigray, que en agosto se vincularon con el Ejército de Liberación de Oromo, se han unido a otros siete grupos armados y de oposición en una alianza contra el primer ministro Abiy Ahmed para buscar una transición política. La alianza dejó abierta la posibilidad de su expulsión por la fuerza.

En medio del temor de que la violencia pueda llevar a una división de Etiopía similar a la desintegración de la ex Yugoslavia en la década de 1990, los miembros del consejo “reafirmaron su firme compromiso con la soberanía, la independencia política, la integridad territorial y la unidad de Etiopía.

Artículo Relacionados