Contactanos

Mundo

Hombre mato a sus hijas porque creía que eran mitad serpiente

El estadounidense aseguró al FBI que su esposa contenía ADN de serpiente que le pasó a sus hijas y optó por asesinarlas

Agencia
Por Agencia - 12 agosto, 2021
Hombre mato a sus hijas porque creía que eran mitad serpiente

El terrible hallazgo de dos cuerpos causó conmoción entre los vecinos del municipio de Playas de Rosarito, en la ciudad fronteriza de Tijuana, al revelarse que se trataba de unos menores brutalmente asesinados por su padre. El tema tomó relevancia cuando el fiscal de Baja California, Hiram Sánchez Zamora, confirmó su detención, e informó que las investigaciones de sus agentes arrojaron que el responsable fue Matthew Taylor.

Sin embargo, la primera entrevista del sospechoso con el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) arrojó las inimaginables razones que llevaron a este padre a cometer el atroz crimen, según el reporte de la periodista Wendy Fry del San Diego Union-Tribune.

Matthew Taylor fue presuntamente "iluminado" por QAnon, de quien recibió una orden para salvar al mundo: sus hijas habrían sido infectadas con ADN de serpientes y la única salida era terminar con sus vidas.

La denuncia presentada en el tribunal federal de Los Ángeles indica que Matthew se considera un creyente de las teorías de conspiración illuminati, mismas que le llevaron al sangriento asesinato.

Taylor declaró bajo juramento que recibía "visiones y señales" que le revelaron nuevos datos sobre su esposa, quien aparentemente "poseía ADN de serpiente y se lo transmitió a sus hijas"; entonces, la salida fue el exterminio de dicha raza, puesto que el padre creyó "que estaba salvando al mundo de los monstruos".

Esta teoría ya había sido investigada y advertida por el FBI desde 2019, quienes a través de un boletín desde la oficina en Phoenix, enumeraron diversos actos de extrema violencia por parte de personas que en diversas ocasiones se refirieron a estas teorías de la conspiración.

En dicho documento expresaron que "es muy probable que las teorías contrarias al gobierno, las bases de identidad y la conspiración política marginal motiven a algunos extremistas nacionales a cometer actividades delictivas, a veces violentas".

Los ataques derivados de diversas teorías incluyen desde tiroteos, actos terroristas en sinagogas, hasta intentos de asesinato, actos que atentaron contra la integridad de otras personas, incluso cateos e intercepción de armas de alto calibre y arrestos de personas con bombas por parte de las autoridades estadounidenses.

El informe incluye teorías de la conspiración como Pizzagate e incluso QAnon, ésta última liderada por un supuesto funcionario gubernamental anónimo, popularmente conocido como "Q", quien publica información clasificada a través de la internet. Su objetivo sería revelar los esfuerzos encubiertos, y dirigidos por Donald Trump, para desmantelar una conspiración presuntamente vinculada con una red internacional de tráfico sexual infantil.

Esto ha hecho que los intentos de comisión de delitos vayan enfocados en salvaguardar la integridad de menores de edad, como podría ser el caso de Matthew Taylor, así como de otros descritos en el informe del Buró Federal de Investigaciones.

.

El brutal crimen de Matthew Taylor

Fue a través del Departamento de Justicia estadounidense como se dio a conocer la demanda criminal en contra del hombre que asesinó a sus dos hijos pequeños en el estado mexicano de Baja California, quien ahora enfrenta cargos por asesinato en el extranjero de ciudadanos estadounidenses.

Los primeros datos llegaron hasta las autoridades, cuando la esposa de Coleman acudió a la policía de Santa Bárbara para informar la desaparición de Taylor, quien huyó en su camioneta Sprinter junto a sus dos pequeños, de quienes no sabía su estado de salud ni la ubicación a la que partieron.

Fue gracias a una aplicación que la esposa pudo presentar un informe de personas desaparecidas, en la que detalló que su marido utilizó un celular en el municipio de Rosarito, aunque no imaginó la desalmada escena que Matthew planeaba en su alojamiento.

Gracias al rastreo de su teléfono se pudo dar con la ubicación del sujeto de aproximadamente 40 años, quien entró de nuevo en territorio estadounidense, pero sin los niños. Fueron los agentes de la Fiscalía quienes confirmaron al FBI del hallazgo sin vida de un menor de aproximadamente un año y una bebé de meses, quienes coincidían con la descripción de los hijos de Coleman.

Fue durante su interrogatorio con los agentes del Buró Federal cuando Matthew Taylor informó que asesinó a los menores con un fusil de pesca submarina del que se deshizo antes de intentar el regreso a su hogar.

El médico legista de la Fiscalía General de Justicia del Estado determinó que el menor masculino presentaba escoriaciones (raspones) en rostro y brazos, así como 17 lesiones por instrumento punzocortante a la altura del tórax. La menor también tenía escoriaciones en el rostro y los brazos, así como 12 lesiones por instrumento punzocortante.

Sánchez Zamora detalló que por la rigidez cadavérica los peritos determinaron que el primero en perder la vida fue el menor, y posteriormente la niña.

Artículo Relacionados