Periodico la voz
Periodico la voz
Mundo

Nadie ganará guerra comercial: China

Por Agencia - 18 enero, 2017
Nadie ganará guerra comercial: China

GINEBRA, Suiza.- El presidente de China, Xi Jinping, advirtió que ninguna potencia emergerá como ganadora en el contexto de una guerra comercial y defendió la globalización al inaugurar hoy los trabajos de la sesión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

“Debemos seguir comprometidos con el libre comercio y la inversión, debemos promover la liberalización del comercio y la inversión () Nadie emergerá como ganador en una guerra comercial”, sostuvo Xi de cara a la toma de posesión del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha demostrado su animadversión hacia China.

“Es cierto que la globalización económica creó nuevos problemas, pero esto no es justificación para anular la globalización económica, sino que debemos adaptarnos y guiar la globalización económica, amortiguar sus impactos negativos y ofrecer sus beneficios a todos los países”, dijo Xi, el primer Presidente chino que asiste a la reunión de Davos.

“Perseguir el proteccionismo es como encerrarse en un cuarto oscuro”, añadió Xi entre los aplausos de la concurrencia.

En su discurso difundido para la prensa acreditada en el portal del WEF el Mandatario defendió la globalización inclusiva y advirtió que el populismo puede guiar hacia la pobreza y los conflictos.

Para Xi, la globalización es un océano enorme del que es difícil escapar y alegó que cualquier intento aislacionista simplemente no sería posible.

“La economía global está ahora en un período de movimiento hacia nuevos impulsores del crecimiento (...) Los motores tradicionales de crecimiento se irán debilitando para abrir el camino a nuevas fuentes de crecimiento a pesar de que un nuevo rumbo para la economía global todavía sigue siendo difícil de alcanzar”, consideró Xi.

“Lo correcto es aprovechar todas las oportunidades y enfrentar conjuntamente los desafíos y trazar el rumbo correcto para la globalización”, agregó el líder chino.

A su modo de ver, un gran número de los problemas del mundo no son causados por la globalización económica, sino han sido causados por la guerra y los conflictos regionales, haciendo clara referencia al conflicto sirio cuyos efectos se han dejado sentir en diversos países de Medio Oriente así como en Europa con la crisis de refugiados.

Por otra parte, señaló que la crisis financiera internacional no es un resultado inevitable de la globalización, sino un grave fracaso de la regulación financiera y argumentó que no tiene sentido culpar a la globalización económica por los problemas del mundo.

“Abriremos nuestros brazos a la gente del mundo y los recibiremos a bordo del tren expreso de desarrollo”, concluyó Xi ante una calurosa ovación de políticos y empresarios reunidos en la cumbre anual del WEF en la estación alpina de Davos.