Periodico la voz
Periodico la voz
Mundo

‘Nunca dejaré de creer en nuestro País’

Por Agencia - 21 enero, 2017
‘Nunca dejaré de creer en nuestro País’

Washington.- La excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton hizo público un mensaje de optimismo, poco antes de asistir en Washington a la toma de posesión del republicano Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos.

“Estoy hoy aquí para honrar nuestra democracia y sus perennes valores. Nunca dejaré de creer en nuestro País y en nuestro futuro”, escribió en su cuenta de Twitter Clinton, derrotada por Trump en las elecciones de noviembre pasado.

La exsecretaria de Estado asistió a la ceremonia a los pies del Capitolio junto con su esposo, el expresidente Bill Clinton.

“Será un día difícil”, Bernie Sanders

El senador Bernie Sanders, que fue aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, envió un mensaje para infundir valor a los estadunidenses antes de la toma de posesión de Donald Trump hoy como presidente número 45 de Estados Unidos.

“Hoy será un día difícil para millones de estadounidenses, también para mí”, dijo el senador del estado de Vermont en un mensaje de video difundido en la red social Twitter. Pero llevarse las manos a la cabeza es la respuesta equivocada, añadió. “Debemos defendernos”, dijo el político de 75 años, que perdió la candidatura del Partido Demócrata ante Hillary Clinton.

Recibe Ovación

Donald Trump encabezó una ovación de pie para su rival electoral, la demócrata Hillary Clinton, y dijo sentirse “honrado” por la presencia del matrimonio Clinton en la ceremonia de su investidura presidencial.

“Me sentí honrado cuando supe que el expresidente Bill Clinton y Hillary Clinton iban a venir hoy y me gustaría que se pusieran en pie”, dijo irguiendo a los legisladores, a los designados a integrar su gabinete y otros dignatarios en el almuerzo del Congreso.

“No hay nada más que decir porque tengo mucho respeto por esas dos personas”, señaló Trump mientras los asistentes se levantaban y aplaudían.

El magnate republicano chocó brutalmente con los Clinton en la reñida campaña electoral, durante la cual acusó a su rival demócrata de corrupta y aludió a viejas acusaciones de mala conducta sexual de su marido.