Periodico la voz
Periodico la voz
Mundo

Retienen a hijo de Ali en aeropuerto

Por Agencia - 25 febrero, 2017
Retienen a hijo de  Ali en aeropuerto

Agentes sospecharon del hijo del boxeador, de nacionalidad estadounidense, por su nombre árabe 

Puede que el veto migratorio de Donald Trump, bloqueado por los jueces de Estados Unidos, esté a la espera de una inminente nueva edición desde la Casa Blanca.

Pero su impacto se sigue sintiendo. El último en padecerlo ni siquiera procede de uno de los siete países de mayoría musulmana señalados en el decreto presidencial. Es estadounidense, pero es musulmán, tiene un nombre árabe y es negro.

Aparentemente motivos suficientes, según unos agentes de frontera del Aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, como para retenerlo durante horas. Aunque sea el hijo del legendario boxeador Muhammad Ali, fallecido el año pasado.

Según el diario Courier-Journal, el primero en informar del incidente, Muhammad Ali Jr., de 44 años, y su madre, Khalilah Camacho-Ali, segunda esposa del boxeador, regresaban a EU el 7 de febrero procedentes de Jamaica, donde habían participado en un acto por el Mes de la Historia Negra que se celebra en todo el país y también en el extranjero.

Ambos fueron sacados de la fila cuando estaban pasando la aduana debido a sus nombres, que sonaban a árabe, cita el periódico a Chris Mancini, un amigo y abogado de la familia.

Khalilah Camacho-Ali fue puesta en libertad después de que les mostrara una foto con su famoso marido, tres veces campeón mundial de pesos pesados y un ícono mucho más allá del deporte.

Pese a compartir el famoso nombre de su padre, su hijo no tuvo la misma suerte puesto que no tenía a la mano una fotografía similar.

Según el abogado de la familia, los agentes interrogaron a Ali Jr. durante casi dos horas y las preguntas que le hacían una y otra vez eran: “¿De dónde sacó su nombre?” y “¿Es usted musulmán?”.

Ali Jr., que nació en Filadelfia en 1972, dijo que sí, que era musulmán como su padre, que causó una conmoción nacional cuando en 1964 se convirtió al islam y cambió su nombre de Cassius Clay a Muhammad Ali.

Motivo por el cual los agentes le siguieron interrogando sobre su religión y su lugar de nacimiento, de acuerdo con la versión de la familia.