Testificará Trump Jr. a puerta cerrada

PUBLICIDAD

El hijo mayor del presidente de EU, atestiguará ante el Comité Judicial del Senado para abordar los posibles nexos de la campaña de su padre con el Kremlin para influir en los comicios de 2016.

Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, testificará ante el Comité Judicial del Senado a puerta cerrada para abordar los posibles nexos de la campaña del magnate con el Kremlin para influir en los comicios de 2016.

El comité no revelará la fecha exacta pactada, pero según confirmaron al diario especializado Politico fuentes familiarizadas con el asunto, el testimonio probablemente ocurrirá en las próximas semanas.

Se espera que Trump Jr. sea interrogado a conciencia sobre su reunión con un abogado vinculado al Kremlin durante la batalla electoral que el ya presidente estaba librando con su rival demócrata para llegar a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Trump Jr. había sido convocado a testificar públicamente ante el mismo comité en julio, pero el hijo mayor del mandatario se ofreció a dar una entrevista privada y proporcionar a cambio documentos para sus pesquisas.

Los líderes del panel, el republicano Chuck Grassley y la demócrata Dianne Feinstein, indicaron en julio que aún tenían la intención de celebrar una audiencia pública con Trump Jr. después de hablar con él en privado.

En julio salió a la luz que Trump Jr. había acordado reunirse con una abogada rusa con la promesa de que esta le proporcionara información comprometedora sobre Clinton, como parte de los esfuerzos del Kremlin para ayudar a la campaña presidencial de su padre.

El propio Trump Jr. publicó los correos electrónicos que intercambió a tal efecto, elevando aún más la polémica sobre la presunta coordinación entre la campaña del magnate y Moscú para influir en los resultados electorales.

A aquella reunión también asistieron, además del propio Trump Jr. y la abogada Natalia Veselnitskaya, un traductor de la letrada, identificado como Anatoli Samochornov; Jared Kushner, el yerno del presidente y Paul Manafort, jefe de la campaña presidencial.

La lista la completan Rinat Akhmetshin, un lobista ruso estadunidense que buscaba el levantamiento de las sanciones a Moscú por parte de Washington impuestas en 2012, y el publicista británico Rob Goldstone, quien gestionó el encuentro.

Se trata de la prueba pública más tangible sobre una posible coordinación entre el Gobierno ruso y la campaña del multimillonario para interferir en las elecciones presidenciales del noviembre pasado.

Pese al peso de las pruebas, la petición de comparecencia del hijo mayor del magnate se dilató debido al receso de agosto del que disfrutan los congresistas en periodo estival.

Excélsior