DE BUENA FUENTE

DE BUENA FUENTE
PUBLICIDAD

Declinaciones y cambios

La presente semana concluirá con dos temas definitorios en la ruta por la Presidencia de la República y el destino del país.

El próximo lunes, el Instituto Nacional Electoral mandará imprimir las boletas de votación, lo que deja fuera de toda posibilidad cualquier intento de declinación de alguno de los aspirantes presidenciales, en favor del albiazul Ricardo Anaya, durante los dos presentes días hábiles.

El “Chico maravilla” comienza a tener el apoyo de los grandes capitales en México, tras mantenerse en el segundo lugar de preferencias, a pesar del intenso y reciente golpeteo político en su contra.

Los hombres del dinero presionan tardíamente, según opinólogos nacionales, al candidato del PRI, José Antonio Meade, y la aspirante independiente, Margarita Zavala, para que se sumen al proyecto de Anaya.

Incluso se afirma que también hablaron con el mandatario nacional, Enrique Peña Nieto, para pedirle su intervención en favor del panista, a lo que EPN contestó que el Presidente de la República no negocia con nadie.

Así es que la boleta electoral llevará cinco opciones de voto a la silla presidencial.

El segundo asunto, es una secuela del anterior y tiene que ver con la salida de Enrique Ochoa Reza, de la dirigencia nacional del PRI.

El exsubsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, suena y muy fuerte para hacerse cargo del tricolor en este tramo de la campaña de Pepe Toño, que requiere de un golpe de timón para ser finalista en la carrera presidencial.

La próxima semana habrá nuevas noticias, pero queda claro que Meade no se da por perdido y que Anaya no puede presumirse ganador.

Veremos y diremos..

*

Canalladas

Un reciente estudio advierte que en Coahuila la única forma en que el PRI pierda las alcaldías es solo por traición.

El resultado no fue sacado por varita mágica, tampoco a través del oráculo, sino por razonamiento político natural.

En Morena, sufren angustias para completar sus representantes de casilla, en tanto que en el PAN el divisionismo interno permea y daña la estructura partidista.

El resto de los organismos políticos carece de representatividad estatal, lo que deja al Revolucionario Institucional como el único partido con estructura y representación estatal.

De ahí que si pierde es porque la base local no trabajó adecuadamente y lo más probable será que líderes y mandos medios solo buscaron el beneficio propio.

¿Será?