Contactanos

Opinión

Fuera de Contrato

El Eventual
Por El Eventual - 06 junio, 2021
Fuera de Contrato

La semana que hoy inicia será interesante en todos los sentidos, por un lado vine la aplicación  de la segunda dosis  de la vacuna contra el COVID-19 a personas de ente 50 a 59 años de edad, eso se contempla a partir de mañana martes, miércoles y jueves concluye de acuerdo al programa.

Pero también se empezará a vacunar a la población  de 40 a 49 años, es decir se avanza en este proceso que por más de un año se esperaba, poco a poco podremos regresar a la nueva normalidad pues como dicen médicos, el virus llegó para quedarse, será una enfermedad más entre la humanidad.

En el caso de las vacunas para mañana se podrán aplicar en dos  áreas, una en el Gimnasio Milo Martínez y otra en el gimnasio Salvador Kamar, de esa manera agilizar el proceso evitar lo que ocurrió la anterior ocasión, el desorden total y filas hasta por cinco  horas, al parecer ahora si se tomaron medidas.

Falta ver la respuesta de la población de ese segmento de habitantes que deberán regresar a la aplicación de la segunda dosis, entre los trabajadores en activo de las dos plantas de AHMSA  desde el sábado empezaron a  manejar los cambios de turno sobre todo entre quienes se les empalma la jornada con el horario de la aplicación.

Ya que estamos en temas de obreros de acuerdo a comentarios hasta ayer domingo muy pocos trabajadores en resguardo domiciliario se presentaron al pre registro, al módulo especial que se instaló en el recinto de la 288, es cuando se presenta la pregunta que pasa con ellos?.

Deben de recordar que en cierta forma es la manera de retornar a trabajar, claro si autoridades lo disponen, pero que mejor que estar protegidos es por el bien propio, de su familia, compañeros y la sociedad en general, por ello es necesario se presenten al recinto sindical a registrarse.

Tampoco se descarta que hoy lunes día que acostumbran regresar a recinto sindical aprovechen la vuelta y se anoten, en cierta forma se entiende  su postura, evitar doble gasto es poco el ingreso, pero hoy se aclaran las cosas, acudirán al recinto y pues aprovechar, al menos que no tengan intención de vacunarse, veremos.

 Hoy como todos los lunes el fiscalista Cesar Villarreal Ramos comparte esta fábula en realidad en lo personal me parece agradable, empezar la semana con un mensaje de aliento por supuesto que es favorable, en este transitar por la vida muchas veces nos sentimos derrotados, adelante con la lectura.

Un día una liebre se burlaba de las cortas patas y lentitud al caminar de una tortuga.  Pero ésta, riéndose, le replicó: “Puede que seas veloz como el viento, pero yo te ganaría en una competencia”. Y la liebre, totalmente segura de que aquello era imposible, aceptó el reto, y propusieron a la zorra que señalara el camino y la meta.

Llegado el día de la carrera, arrancaron ambas al mismo tiempo.  La tortuga nunca dejó de caminar y a su lento paso pero constante, avanzaba tranquila hacia la meta.  En cambio, la liebre, que a ratos se echaba a descansar en el camino, se quedó dormida se confió.

Cuando despertó, y moviéndose lo más veloz que pudo, vio como la tortuga había llegado de primera al final y obtenido la victoria. Con seguridad, constancia y paciencia, aunque a veces parezcamos lentos, obtendremos siempre el éxito.

Hoy les comparto la que probablemente sea una de las dos ó tres fábulas de Esopo más conocidas a nivel mundial.  Y la razón por su popularidad reside precisamente en lo profundo y sin embargo sencillo de su mensaje: la perseverancia puede dejar atrás aún a la capacidad innata.

Muchos son los que se derrotan a sí mismos aún antes de empezar la carrera tan sólo porque le dan mucha más importancia a la magnitud de los escollos y a las circunstancias adversas.  Sí, tal vez aquellas puedan retrasar nuestro avance un poco, ¡pero nunca lo podrán detener si decidimos perseverar!

En esta vida muchas veces nos hemos puesto en el lugar de la tortuga y otras en el lugar de la liebre, pero no analizamos que la naturaleza no se equivoca, siempre hay que ser perseverante y sacar los dones que la vida nos dio, es la mejor manera de ser felices.

Tal vez nos sintamos como la tortuga compitiendo contra las liebres de las circunstancias, pero aferrémonos y confiemos en el señor, para que nos siga sosteniendo mientras insistimos no hay la menor duda la victoria está asegurada, así que adelante y que el señor nos siga bendiciendo

Nos leemos mañana..

Artículo Relacionados