Carambolazo en Pape y Madero

1 / 3
Carambolazo en Pape y Madero
2 / 3
Carambolazo en Pape y Madero
3 / 3
Carambolazo en Pape y Madero
PUBLICIDAD

Un médico del Hospital Amparo Pape de Benavides que circulaba en completo estado de ebriedad, provocó una carambola en el bulevar Francisco I. Madero que dejó dos personas lesionadas y cuatro vehículos y una patrulla con daños.

El accidente ocurrió a las 21:00 horas, cuando el galeno se desplazaba a más de 100 kilómetros por hora de poniente a oriente en un automóvil marca Lincon, modelo 2010, color arena.

El conductor de nombre José Luis Aguilar Herrera de 68 años de edad, vecino de la calle Juventino Rosas, número 1325 de la colonia Primero de Mayo se pasó la luz roja del semáforo.

También puedes leer: Casi les roba la graduación

Socorristas de Cruz Ámbar atendieron al médico y lo trasladaron al Hospital Amparo Pape.

Por el exceso de velocidad, se subió al camellón central invadiendo el carril contrario donde se impactó de frente en el costado izquierdo de un automóvil Honda Civic blanco modelo 2002, conducido por Eduardo Martínez Domínguez de 25 años vecino de la calle De la Nuez número 205 del Fraccionamiento Carranza.

También chocó un vehículo Toyota Corolla gris modelo 2018, el cual era conducido por Verónica Díaz Constantino de 52 años de edad vecina de la avenida 34 del fraccionamiento Colinas del Sur en Saltillo quien quedó prensada en su vehículo y fue rescatada por bomberos que la llevaron al hospital San José.

Debido al impacto, el automóvil Corolla dio un giro de 360 grados y terminó proyectándose con el costado izquierdo de una camioneta Nissan color blanca modelo 2016 propiedad de la empresa CCN construcción, conducida por José Salvador Carrillo Campos de 52 años de edad vecino de la calle Ignacio Zaragoza numero 169 poniente de la colonia Leandro Valle.

Luego del choque múltiple, el médico se dio a la fuga por el bulevar Madero con los neumáticos reventados, pero fue alcanzado por una unidad de control de accidentes que le marcó el alto.

El médico ignoró la orden y echó encima su vehículo al oficial que milagrosamente alcanzó a brincar al interior de la patrulla dañando la puerta y el costado de la polvera delantera.

Rápidamente los oficiales sometieron al ebrio conductor quien fue atendido por socorristas del Cruz Ámbar para brindarle los primeros auxilios ya que presentaba diferentes lesiones.

Finalmente fue trasladado con custodia al hospital Amparo Pape para que fuera valorado por sus colegas.

Después de realizar el peritaje correspondiente del percance los cuatro automóviles fueron remolcados a un corralón municipal donde quedarían hasta que se llegar a un arreglo.