Frontera.- Luego de perder la batalla contra la enfermedad que le aquejaba desde su niñez y sin poder cumplir su sueño de volver a su padre, César Rojas fue velado y sepultado el día de ayer por sus familiares, quienes mantuvieron total reserva del tema que se hizo viral ante lo complicada en que se convirtió la enfermedad de “Cesarín”, como se le conocía.

En una funeraria local y acompañado de sus familiares en donde su padre no pudo estar, fue velado el cuerpo de César Rojas quien a pesar de ser considerado como un guerrero por el personal del hospital Amparo Pape donde era atendido, ya no soportó más su lucha y sucumbió ante la insuficiencia renal que lo aquejaba desde su corta edad.

Ayer, sus familiares guardaron total reserva con relación al fallecimiento de César y sobre todo en relación al tema del padre de este jovencito, que vivió un episodio mucho más complicado cuando su padre trató de conseguir dinero para el tratamiento pero con una acción ilegal, por la que quedó detenido en Estados Unidos.

Fue en el mes de mayo del presente año, cuando César Rojas padre, en su desesperación por conseguir los recursos necesarios para el tratamiento de su hijo, trató de pasar droga a los Estados Unidos quedando detenido y con esa acción quedo separado totalmente de la posibilidad de ver a su hijo nuevamente, quedando el menor bajo cuidado de sus abuelos.

Lamentablemente el peregrinar de César Rojas concluyó el pasado domingo, al no soportar más las consecuencias de la insuficiencia renal que a la postre lo llevaron a la muerte, quedándose con el deseo de poder reencontrarse con su padre.